09 de diciembre de 2018
09.12.2018
La Opinión de Málaga
Crónica
RCD Mallorca12Málaga CF

El Málaga recupera su flor

El conjunto blanquiazul logra una trabajada victoria en Son Moix ante un buen Mallorca y rompe una sequía sin ganar fuera de casa de más de tres meses - Jack Harper adelantó a los blanquiazules, Álex López igualó y Cifu puso el 1-2 definitivo

09.12.2018 | 05:00

La suerte es para aquellos que la buscan y el Málaga, ayer, la buscó y la encontró en Son Moix. Porque en el frío feudo mallorquín, el conjunto blanquiazul se sacudió muchas dudas de un plumazo, volvió a sumar un triunfo fuera de casa tras más de tres meses sin ganar lejos de Martiricos y supo sufrir para atar una victoria vital y esperanzadora de cara a lo que viene antes del parón navideño.

Jack Harper adelantó a los malaguistas al filo del descanso (43'), empató Álex López para el Mallorca en otro fallo defensivo blanquiazul que pudo costar caro (73') y Cifu, a cinco minutos del final, le dio el triunfo al Málaga tras rematar una gran dejada de Ontiveros. Después de una primera mitad más que aburrida y plana, la segunda se convirtió en un ejercicio futbolístico trepidante, donde pudo pasar cualquier cosa y donde los tres puntos se vinieron para la Costa del Sol con una pizca de suerte y un salvador Munir, providencial bajo palos.

Además, otra gran noticia de deja el triunfo en Son Moix fue el esperanzador partido de Dani Pacheco, muy gris durante el primer tramo de temporada entre lesiones y otras cuestiones. El pizarreño se marcó el mejor partido del curso, fue decisivo pegado a la banda izquierda y se le vio con esa punta de velocidad y verticalidad que tanto ansiaba el malaguismo. Ojalá no sea flor de un día y este gran Pacheco haya llegado para quedarse. Es un futbolista diferente, desequilibrante cuando está bien físicamente y el Málaga precisamente no está sobrado de este talento arriba.

Pacheco lideró el ataque, fue clave pero también tuvieron gran protagonismo Blanco Leschuk, Harper con su movilidad y olfato en el primer gol, Ontiveros con su clase y facilidad para ver fútbol y sobre todo Munir, que ayer volvió a hacer milagros y a recuperar su aureola a base de paradones.

No fue, ni de lejos, una gran primera mitad. Cuando peor estaba el Málaga, rozando la vulgaridad que le ha acompañado en el último mes de competición, llegó el gol blanquiazul. Un tanto de los que hacen daño a quien lo recibe, al filo del descanso y tras un córner penosamente defendido por el Mallorca.

Harper, el más listo de la clase, recogió un balón muerto en el área para marcar a placer después de un cabezazo al palo de Adrián y posterior cantada del portero Parera y su defensa, incapaces de despejar el peligro.


Un golpe de suerte para los de Muñiz, que también les hacía falta después de muchos partidos sin la fortuna de cara. El gol mandó el partido al descanso, pero antes el Mallorca fue mejor que el Málaga. De hecho, solo Munir consiguió que el cuadro bermellón no se adelantara en el electrónico.

Salió mejor el cuadro blanquiazul tras el descanso. Quiso mandar, se hizo dueño del balón y comenzaron a caer las ocasiones. Pero no fue capaz el Málaga de matar el duelo. Juanpi, Ontiveros y Harper gozaron de buenas ocasiones, pero perdonaron y el Mallorca lo aprovechó.
En uno de los pocos fallos defensivos que el Málaga tuvo ayer, el Mallorca empató por medio de Álex López. En esta ocasión Munir no pudo repeler el duro disparo del atacante catalán, que tuvo un bonito duelo con el marroquí.

El Málaga no acusó el bajón tras el empate y en una acción un tanto rara y polémica consiguió el segundo. La jugada es para analizar, ya que dos jugadores, uno por cada equipo, quedaron tendidos en el terreno de juego tras un salto. El árbitro dejó seguir la jugada y el Málaga montó una contra vertiginosa que culminó Cifu tras detallazos de Pacheco, Blanco Leschuk y Ontiveros. El Mallorca pidió que se parara el partido para atender a los lesionados e incluso las protestas mandaron su entrenador a los vestuarios tras ser expulsado.

No se rindió el Mallorca, que buscó el empate con tesón. Solo la gran actuación de Munir y la providencial salvada de Lacen en línea de gol permitieron al Málaga salir triunfal y feliz de Mallorca, a dos puntos del líder y esperando al Cádiz con más ganas y motivación que nunca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes