06 de enero de 2019
06.01.2019

El Málaga le hace un regalo al Reus

El conjunto blanquiazul cayó en La Rosaleda frente al conjunto tarraconense, que demostró todo su amor propio pese a los problemas extradeportivos que pusieron en peligro el partido

06.01.2019 | 17:42
El Málaga le hace un regalo al Reus

Lección de pundonor del Reus y ridículo del Málaga. Los de Muñiz tiraron a la basura tres puntos de oro que le hubieran devuelto a lo más alto de la tabla junto al Granada. El partido venía marcado por los líos extradeportivos que envuelven al conjunto catalán, y que estuvieron a punto de suspender el partido, pero al final parece que afectó más a los jugadores blanquiazules, que se vieron superados en todo momento y pecaron de exceso de confianza.

Si alguien pensaba que el Reus iba a venir de paseo, ya se le quitó de la cabeza viendo los primeros compases del partido. Desde el inicio, los catalanes fueron un equipo serio, que sabía a los que jugaba y que dominó el esférico en busca de los tres puntos. Y a los 12 minutos ya lograron ponerse en ventaja tras un cabezazo de Borja al que nada pudo hacer Munir. Incredulidad absoluta en las gradas de La Rosaleda.

El partido cambió tras el tanto y el Málaga empezó a llevar la manija y los visitantes a echarse cada vez más atrás, pero los ataques blanquiazules, terminados siempre en centros laterales, no generaban ninguna incomodidad a la zaga tarraconense. La más clara de los primeros 45 minutos para los de Muñiz la tuvo N'Diaye por partido doble, pero Pol repelió su cabezazo con el pecho y luego la mandó a las nubes el senegalés en el rechace con todo a placer. Entre pitos de la hinchada costasoleña a los suyos llegaba el partido al descanso.

No esperó más Muñiz y tras el intermedio saltaron al verde el canterano Hugo y Renato por Juanpi y Pacheco. El Málaga salió de vestuarios con otra cara, lanzado al ataque y con la presión más alta en la salida del balón del Reus. Empezaron a apretar los de Muñiz y parecía que el empate podía llegar en cualquier momento, sin embargo fueron los de Xavier Bartolo los que dieron la segunda estocada a los 60 minutos de partido. Con el Málaga volcado, el Reus cazó una contra con la velocidad de Querol, que fue derribado por Diego González y el árbitro señaló el punto de penalti. Error del colegiado, ya que el contacto se produjo fuera del área. Ledes se encargó de transformar la pena máxima pese a que Munir llegó a tocar el balón.

Quedaba aún media hora para intentar rescatar algún punto, pero a base de centros laterales, una y otra vez, el Málaga no se comió una rosca. Entre silbidos para los malaguistas y olés para los visitantes, Querol hacia el 0-3 para completar el ridículo blanquiazul.

Derrota difícil de asimilar por la forma, rival y marco que envolvía al partido, pero la realidad es la que es. Gran oportunidad perdida para volver a los puestos de ascenso directo. El Málaga ahora se queda cuarto, a tres puntos del líder y dos del ascenso directo, y con una sensaciones muy negativas para enfrentarse al Zaragoza en La Romareda en el último partido de la primera vuelta. Toca reflexiona y hacer autocrítica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes