10 de febrero de 2019
10.02.2019
Actualidad

El foco está en La Rosaleda

Nuevo examen para el malaguismo, que en las dos últimas jornadas en casa no ha sobrepasado los 14.000 espectadores

10.02.2019 | 00:12
Demasiados huecos libres en el partido contra el Almería.

Máxima preocupación en el club y llamamiento unánime por parte de todos los estamentos de la entidad - El club estudia medidas para poner freno a la baja afluencia

Hubo un tiempo en el que La Rosaleda rugía. En el que los cimientos temblaban y los rivales se amedrentaban. Hubo una época en el que el cartel de «No hay billetes» se colgaba una semana sí y otra también. Pero todo eso forma parte del pasado. No muy lejano, pero lo suficiente como para convertirlo en una gran añoranza.

De un tiempo a esta parte, una de las mayores preocupaciones en las entrañas del Málaga CF no son los rivales en la Liga 123 ni el límite salarial ni las lesiones, es la baja afluencia de aficionados a los encuentros del conjunto blanquiazul en La Rosaleda. Un problema abordado ya en varias ocasiones por Juan Ramón López Muñiz -casi la única cara pública que se expresa en el Málaga CF- y al que se pretende-quieren-anhelan ponerle remedio.

Los números en los dos últimos partidos como local son ciertamente indefendibles. Ante el Almería, un derbi regional, acudieron 13.313 espectadores. Dos semanas antes, ante el Lugo, sólo 12.758. La dinámica es preocupante desde hace tiempo, ya que ante el Reus acudieron 16.050 y ante el Cádiz, en el último partido del 2018 y con desplazamiento masivo de gaditanos, 17.650.

Lo curioso es que el Málaga CF ronda los 20.000 abonados, por lo que muchos de los que no acuden a La Rosaleda estos últimos días son aficionados con carné. Esa situación puede encontrar varias explicaciones. Por porte del club se atribuye, sobre todo, al horario de los últimos encuentros y a la climatología. Sobre todo el público más infantil es el que más se está notando su ausencia. Por eso, el club estudia llevar a cabo algunas medidas o iniciativas para incentivar el regreso de los aficionados «perdidos» por el camino.

Porque La Rosaleda, cuando está llena, es un plus más. Muñiz así lo ha transmitido en sus últimas comparecencias públicas, haciendo un llamamiento a la asistencia y lamentando tiempos pretéritos, donde Martiricos sí respondía. «Necesitamos a todo el mundo. Tenemos el objetivo al alcance, al principio nadie daba un duro por nosotros. ¿Por qué no empezamos a construir y ponemos ladrillos más sólidos? Buscamos cosas donde no las hay. Hay trabajo, honradez y compromiso y nadie va a escatimar esfuerzos. Queremos que nos saque de apuros La Rosaleda», dijo en sala de prensa el pasado viernes.

El club, a través de sus redes sociales, también hizo un llamamiento. «¡Te necesitamos en #LaRosaleda! ¡Contigo somos capaces de todo!», con un lema de «Contigo somos más fuertes».

E incluso Francisco Martín Aguilar, consejero del Málaga CF, expresó a través de las redes sociales su deseo de ver un gran ambiente en Martiricos. «Mis queridos malaguistas, es hora de demostrar lo que somos: el mejor equipo. Entre plantilla y afición seremos invencibles, con nuestro apoyo incondicional no nos fallarán, todos somos el @MalagaCF. La Rosaleda lo vivirá este domingo», apuntó una de las figuras más características e icónicas del malaguismo.

La pelota, por lo tanto, está en el tejado de la afición. Hoy, a partir de las 20.00 horas, nuevo examen y ante un rival con nombre y solera. La hora de la afición ya ha llegado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes