09 de mayo de 2019
09.05.2019
No jugó con Muñiz

Miguel Torres, un año en blanco

El central madrileño del Málaga CF jugó su último partido oficial con la camiseta malaguista el pasado 22 de abril de 2018, todavía en Primera División

09.05.2019 | 18:31
Miguel Torres, en primer plano, en un entrenamiento reciente con el equipo malaguista.

Víctor le ha devuelto a las convocatorias

Aunque algún aficionado del Málaga CF ya no lo relacione con el club blanquiazul, Miguel Torres sigue siendo futbolista del club. El madrileño es el único jugador de campo inédito en este curso 2018/19 del equipo en Segunda División. No jugó un solo partido con Juan Ramón López Muñiz y ahora, con Víctor Sánchez del Amo, tampoco ha tenido minutos, aunque el nuevo míster sí que le ha convocado para dos de los tres partidos que ha dirigido, en ambos lejos de La Rosaleda.

Torres ya cumple un año sin jugar un solo partido oficial con el equipo malaguista. El último encuentro que el exmadridista disputó con la camiseta del Málaga fue el 22 de abril en el estadio de Martiricos, ante la Real Sociedad (2-0 a favor), donde se marchó lesionado en la segunda parte. Desde entonces, nada de nada. Por unos temas u otros, con una catarata de problemas físicos que le han perseguido, Torres sigue sin participar en los partidos.

Una operación de tobillo y varias dolencias musculares le dejaron jugar tan sólo ocho partidos oficiales en el curso 2017/18. Miguel Torres renovó en octubre de 2017 hasta junio de 2020, siendo entonces uno de los mejor pagados de la plantilla. Fue uno de los señalados por la afición por el mal año del equipo, que terminó perdiendo la categoría y bajando de Primera a Segunda División.

Al margen de sus problemas de lesiones, Torres protagonizó alguna polémica en redes sociales. En verano se habló mucho sobre su posible marcha. Especialmente porque Torres, tras renovar su contrato hasta el verano de 2020, se convirtió en uno de los mejor pagados del vestuario. Pese a la cláusula por la cual la gran mayoría de los jugadores de la plantilla blanquiazul que siguió en el club en Segunda División veían su sueldo disminuido a la mitad por el descenso, el madrileño no tenía ningún tipo de cláusula en su contrato, quedándose con un sueldo desorbitado. Y eso, pese a no jugar.

Este pasado lunes, en el encuentro que el Málaga jugó en el Ramón de Carranza de Cádiz, Torres fue uno de los nombres que entraba en las quinielas para sustituir a Fede Ricca. Pero Víctor no lo vio conveniente y fue Diego González el que ocupó la banda izquierda. Sí que ha dado un pasito, ya que con Víctor sí que ha sido convocado. El nuevo entrenador le vistió en Alcorcón y también lo hizo en Cádiz. Seguro que el hecho de estar en blanco en todo este curso y de no haber jugado ni un encuentro oficial en todo el último año pesó en contra de Torres, que lleva ya un tiempo entrenándose con normalidad y estando a las órdenes del técnico.

Torres llegó al Málaga en la temporada 2014/15, con 28 años, con la vitola de su polivalencia, y disputó en su primer año 16 partidos. En 2015/16 se calzó las botas en 23 ocasiones y en 2016/17 fue utilizado en 22 encuentros. La pasada temporada, las lesiones le machacaron y sólo participó en ocho partidos. Ahora, más de un año después de su último partido con la elástica blanquiazul, sigue esperando una oportunidad. ¿Le llegará o no es merecedor de ella?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes