14 de junio de 2019
14.06.2019
Previa

Ricca y Juankar, mentalizados en la remontada

Los jugadores blanquiazules afirman que aún no hay nada decidido y que pelearán por el objetivo

14.06.2019 | 14:21
Ricca y Cifu en la sede de Tesesa

En la jornada previa al partido de play off de ascenso ante el Dépor, los futbolistas del Málaga CF comparecieron en rueda de prensa para comentar cómo llegan al choque, cómo lo van a encarar y qué esperan de esta final de 90 minutos.

Juankar aseguró encontrarse bien, listo para volver al campo. "Estoy bien, ayer entrené con el equipo. Es verdad que llevo un par de semanas con molestias en el aductor. Pero estos días que he parado y recuperado con Manu muy bien, listo para competir", alegó. También apuntó que "no está nada decidido" y que confía "a muerte" en sus compañeros. "Nos gustan las cosas difíciles, vamos a morir los 90 minutos".

El lateral no escondió sus tremendas ganas de jugar. "He estado toda la temporada fuera, imagina las ganas que tengo, estoy al 100% y quiero que el equipo gane, juegue quien juegue porque creo que nos lo merecemos". Juankar, además, está muy motivado, el partido ante el Dépor puede convertirse en uno de los más importantes de su carrera. "Nunca he peleado por nada importante, quizá la Europa League con el Betis, pero esto es mucho más bonito. Si lo conseguimos con el resultado en contra, que lo vamos a conseguir, va a ser bonito".

En cuanto a la público malaguista, el madrileño sabe que "nunca ha hecho falta pedir nada a la afición. Han estado todo el año y mañana estarán más todavía, nos da confianza y empujón para ser positivos y no tener miedo a nada".

A su lado estaba también Fede Ricca, que insistió que el partido de mañana será "muy disputado" aunque confían en estar concentrados para "hacer nuestro trabajo como en la primera parte del otro día". Para él, la clave estará en tener el balón, estar bien posicionados y aprender de los errores que cometieron en Riazor".

Analizando qué falló en el partido de ida, el jugador achacó que en la segunda parte el Deportivo tenía que arriesgar más. "Estuvieron un poco más arria y nos faltó tranquilidad para manejar esa situación". También es consciente de lo mucho que hay juego y destacó que "estos partidos son una guerra".

El capitán también siente el cariño de los seguidores malaguistas para el gran partido. "sabemos que la gente está volcada al 100% con nosotros, pero no solo ahora, nos ha estado apoyando toda la temporada y ahora nos toca a nosotros darles una alegría".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes