21 de septiembre de 2019
21.09.2019
ULTIMA HORA
Puigdemont comparece ante las autoridades belgas en respuesta a la euroorden
La crónica
Albacete BP10Málaga CF

Nuevo naufragio del Málaga

El Málaga CF suma su tercera derrota de la temporada y la sexta jornada sin ganar - Bastó el gol de Rey Manaj, en un remate en el área pequeña, en el minuto 66 para la victoria manchega

21.09.2019 | 12:08

Al Málaga CF le crecen los enanos: 6 puntos de 21 posibles. Mucho coraje y mucho corazón por parte de los integrantes de la plantilla, pero las limitaciones de la misma son cada vez más evidentes. La falta de gol es preocupante y, pese a que ningún rival ha conseguido arrollar a los blanquiazules, el mínimo error defensivo se paga a un precio demasiado alto para una competición tan larga y exigente como la Segunda División.

El arranque del partido en el Carlos Belmonte fue positivo. El conjunto de Víctor Sánchez del Amo saltó al terreno de juego lanzado, consciente de su obligada cita con el gol y la victoria. La primera intentona de los blanquiazules no tardó en llegar: pocos segundos después del pitido inicial, Juanpi cabalgó hasta el área pequeña rival, fue derribado por el guardameta en una acción dudosa que finalmente no tuvo ninguna sanción por parte del colegiado. El venezolano fue de los jugadores que más propusieron en el terreno de juego, bien colocado, presente en la creación y ayudando en labores defensivas. Aún así, al Málaga le faltaba acierto a nivel grupal.

Los futbolistas blanquiazules mostraron más garra e intención que los blancos en toda la primera mitad del encuentro. Víctor podrá estar contento con la entrega y voluntad de sus hombres, pero las limitaciones y las pocas alternativas del plantel costasoleño se hicieron evidentes una vez más. Los rivales, por su parte, tardaron casi quince minutos en protagonizar su primera ocasión de peligro, Munir tuvo poco trabajo. La mayor parte de los 45 minutos se quedaron anclados en defensa, mostrando sus carencias a la hora de crear en ataque.

Resumen del partido


Por si fuera poco, el Málaga tuvo una baja más durante el encuentro. Juankar fue derribado en torno al minuto 18, intentó continuar al partido pero pasada la media hora de encuentro se vio forzado a pedir el cambio.

Juanpi continuó siendo de los mejores en la zaga malaguista. Lideró varias acciones de peligro en apoyado en compañeros como Renato Santos o Luis Hernández. También Sadiku merodeaba el area rival con peligro, pero los pocos huecos que dejaba el «Alba» en línea defensiva y la falta de ritmo en los metros finales complicó el asedio al meta de Tomeu.

Así, aunque tirasen más a puerta que el conjunto de Ramis, el Málaga se diluyó y fue de más a menos.

Ya en el inicio de la segunda parte, a modo de premonición. fue el conjunto machego el que salió con más intención. En varias ocasiones se toparon con Cifu, efectivo tanto en recuperación como en la conducción del esférico hacia el campo rival.

Los de Víctor tuvieron varias intentonas. Tras el arreón inicial del Albacete, los blanquiazules parecían haber despertado. Adrián tuvo en su cabeza el 0-1 después de un buen envío de Mikel Villanueva, pero por escasos centímetros el balón se marchó desviado. A su vez lo intentaba Renato Santos, pero en sendas ocasiones prefirió acabar la jugada solo en vez de apoyarse en algún compañero. El resultado, negativo.

Y de repente, con la buena fortuna que acompaña al Albacete en estas últimas semanas, Manu Fuster consiguió deshacerse de la defensa malaguista, a Renato le faltó velocidad para frenarlo y asistió a Manaj, que solo tuvo que empujar el balón hacia la red de Munir. 1-0 en el minuto 66 de partido.

Como jarro de agua fría, el tanto de los manchegos descolocó a los jugadores de Víctor Sánchez del Amo. Les empezó a resultar más difícil sacar el balón y demostraron una preocupante falta de confianza y valentía con el resultado en contra.

Víctor sacó del terreno de juego a Juanpi y, con él, se marchó un efectivo peligroso para el Albacete. En su lugar, el míster hizo debutar a Antoñín, delantero del filial del que ha hablado maravillas, pero que solo ha entrenado en tres ocasiones con el primer equipo. Con esta nueva propuesta en el césped, un Sadiku peleón intentó hasta en dos ocasiones de cabeza batir a Tomeu, pero sin éxito.

Esta nueva derrota aumenta la incertidumbre en el seno malaguista. Es complicado que las cuestiones extradeportivas no acaben afectando a lo que sucede en el césped. Y así está siendo, los problemas del Málaga CF están afectando prácticamente a todos los estamentos del club.

Este lunes, Jofre y Caminero darán sus pertinentes explicaciones a los medios en una rueda de prensa. Pero el domingo, ante el Sporting de Gijón, la plantilla volverá a jugarse tres puntos y la defensa de un proyecto que, siete jornadas después, no termina de cuajar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes