05 de octubre de 2019
05.10.2019
La Opinión de Málaga
El rival

Okazaki y Málaga CF, el reencuentro del fichaje fallido

En El Alcoraz, los blanquiazules se enfrentarán al delantero japonés que apuntaba a ser el gran fichaje del verano y que tuvo que marcharse al final del mercado estival

05.10.2019 | 05:00
Shinji Okazaki, este verano durante su presentación como jugador del Málaga CF.

El destino está siendo caprichoso y cruel con el Málaga en los primeros compases de esta temporada 2019/2020. En el choque de mañana, en el estadio de El Alcoraz, los de Víctor Sánchez del Amo se reencontrarán con el que durante varias semanas fue un compañero más: Shinji Okazaki.

La llegada del delantero nipón a la disciplina costasoleña fue complicada desde los inicios. Okazaki llegó a la estación María Zambrano la noche del miércoles 24 de julio, pero no pudo ser presentado hasta unos días después, el 31. Como en todas las operaciones que se han desarrollado, o intentado desarrollar, a lo largo de este verano, la dirección deportiva parecía ir por un lado y la propiedad por otro. Por ello, Okazaki estuvo una semana en Málaga esperando el visto bueno definitivo para formalizar su fichaje con la entidad de Martiricos. Finalmente, durante la rueda de prensa de representación del japonés, José Luis Pérez Caminero se disculpó en público por la tardanza con Okazaki y su representante en la oficialización del movimiento.

Con el anuncio oficial, la afición blanquiazul se volcó con Okazaki. Hacía mucho tiempo que a las filas del Málaga no llegaba un futbolista con su cartel y el nipón llegó a ganar una Premier League con el Leicester City de Claudio Ranieri en 2016.

Varios seguidores malaguistas estamparon su nombre en sus nuevas camisetas, Francis Rumbamor creó un himno en el que Okazaki era el protagonista, llegó incluso a cantárselo en directo junto al resto de integrantes del plantel malacitano y el cuerpo técnico.

Había expectación, ilusión, esperanza de abrirse al mercado asiático... todos los ingredientes para que fuese el fichaje del año. Pero en el cierre de mercado todo se truncó. El límite salarial del conjunto de Martiricos impidió la inscripción de Okazaki y tuvo que hacer las maletas pese a acceder a rebajarse el sueldo para permanecer en la Costa del Sol.

Así, tal y como llegó, Shinji Okazaki se fue. Siendo agente libre, el Huesca aprovechó la tesitura, lo fichó y la semana pasada anotó su primer gol con la camiseta blaugrana frente al Girona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes