14 de abril de 2020
14.04.2020
La Opinión de Málaga
Blanquiazules por el mundo

Dylan Murray, el pequeño malaguista de Londres

El joven de 12 años atesora una colección que ya va por los 50 objetos del Málaga CF

14.04.2020 | 18:00
El londinense Dylan Murray, en su habitación

La pasión por el Málaga CF no entiende de países, edades o fronteras y Dylan Murry es un claro ejemplo de ello. A sus 12 años, este joven londinense ha creado en su habitación un auténtico museo del sentimiento blanquiazul con 50 objetos del conjunto malagueño. Ni Arsenal, ni Tottenham, ni Chelsea, ni West Ham United... entre todos los equipos de la capital británica, o del resto del país en el que el balompié comenzó a desarrollarse, Dylan eligió ser boquerón.

"Me enamoré del Málaga desde que vi mi primer partido de fútbol cuando tenía tres años, fue una experiencia increíble", cuenta el pequeño en un vídeo publicado por la propia entidad de Martiricos. Dylan reside en pleno Londres, pero su habitación bien podría ser la de cualquier chico de su edad del barrio de La Victoria, El Perchel o El Palo. Camisetas de jugadores, la colcha de la cama, balones, peluches y banderas blanquiazules... no falta ni un detalle en este templo del malaguismo.



"Tengo una colección de unos cincuenta objetos del Málaga. Cada temporada ahorro el dinero suficiente para comprarme la primera y la segunda equipación", relata Dylan. Además, asegura estar aprendiendo español en el colegio y ya se atreve a cantar el himno del Málaga.

Los abuelos del pequeño viven en la capital costasoleña desde hace tres décadas. Cada año, la familia de Dylan viaja hasta Málaga para visitar a sus mayores y, cómo no, aprovechan para ver algún partido en el estadio de Martiricos. "He ido a La Rosaleda unas 20 veces a ver partidos, comprar en la tienda y también he hecho el tour del museo. Es un estadio increíble". Su jugador favorito es Cifu, aunque también asegura que Kameni le marcó y que gracias a él empezó a sentir curiosidad y devoción por el papel de los porteros. 

Como es lógico, sus amigos y compañeros del colegio no conocen mucho al Málaga pero él pone remedio, "yo les cuento todo lo que sé del equipo y les explico porqué soy tan malaguista".
 
Hemos podido conocer la asombrosa historia de Dylan Murray gracias a su madre, Lindsay. Ella inmortalizó la habitación de su hijo y subió la imagen a Twitter para participar en el concurso #LaCasaMalaguista en el que Dylan ha resultado ganador.






Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes