29 de julio de 2020
29.07.2020
La Opinión de Málaga
Fichajes

Refuerzos prioritarios: portero, central, un «8» y un delantero

El estado de las cuentas obliga a la dirección deportiva encabezada por Manolo Gaspar a atinar y centrar los pocos esfuerzos económicos posibles en posiciones claves para mejorar la plantilla

29.07.2020 | 05:00
Sergio Pellicer, entrenador del Málaga CF, durante un entrenamiento.

Los próximos días se antojan más que movidos en Martiricos. A menos ya de dos semanas para que el Málaga CF inicie su pretemporada, y todavía sin fecha confirmada para el inicio de LaLiga SmartBank -todavía debe disputarse el play off de ascenso a Primera-, el revuelo está ahora mismo en los despachos. La dirección deportiva blanquiazul liderada por Manolo Gaspar trabaja a destajo para conformar una plantilla que necesita un fuerte reajuste de cara al inicio del próximo curso o, al menos, antes de que concluya el mercado estival de fichajes.

La prioridad en estos momentos para Gaspar y sus ayudantes es reducir lo máximo posible la carga salarial de la plantilla. A expensas de conocer el Salario Liga que tendrá el conjunto blanquiazul este curso y si la patronal aplica algunas medidas de alivio para los clubes, el Málaga es consciente de que deberá reducir, como mínimo, 10 millones el gasto de su primera plantilla. Y para ello será necesario pactar con algunos pesos pesados una importante rebaja salarial o bien buscarle una salida, mediante traspaso o carta de libertad -como última opción planea sobre Martiricos la posibilidad de hacer un ERE en la plantilla-, para terminar de cuadrar las cuentas antes de poder acometer los refuerzos con la garantía de poder ser inscritos y no volver a vivir lo del pasado verano.

El que no corre, vuela, y más en un mercado tan igualado a nivel económico como lo es el de la Segunda División. Eso lo saben sobradamente Gaspar y su gente y por ello tienen claro donde deberán centrar los pocos esfuerzos económicos que puedan realizarse. Esos puestos claves donde el Málaga intentará reforzarse con jugadores que den un plus al equipo son la portería, el central, un mediocentro ofensivo y un delantero.

Ya han sonado algunos nombres para reforzar dichas posiciones, pero de momento no hay nada en firme hasta que se solucione el problema del límite salarial. Mientras tanto, el club blanquiazul solo puede fichar por el mínimo de la categoría -unos 80.000 euros-. Una vez se solucione este aspecto y LaLiga abra la mano podrán llevarse a cabo incorporaciones con ofertas algo más atractivas.

Uno de esos esfuerzos será para reforzar el centro de la zaga. La primera opción sigue siendo seguir contando con Luis Muñoz, pero el tiempo se le agota al club y la solución debe llegar antes de que el canterano se decida por otra oferta. Además de Muñoz, también ha sonado para recalar en el Costa del Sol el malagueño Alberto Escassi, que puede jugar en dicha posición y en el centro del campo. La predisposición del club y el jugador es buena, pero deberá llegarse a un entendimiento satisfactorio para ambas partes para que pueda fructificar la operación. En esta zona, Pellicer ha perdido a Mikel Villanueva y, por ahora, a Luis Muñoz. Y cuenta con David Lombán, recientemente renovado, y con el canterano Juande. También están en nómina Luis Hernández y Diego González, aunque el verano es largo y aún es pronto para saber con certeza lo que ocurrirá con ellos. Cualquier oferta será estudiada.

La portería, en el aire

Otro puesto donde se espera movimiento en las próximas semanas es en la portería. Munir tiene muchas opciones de salir y el Málaga quedaría obligado a buscar en mercado otro portero de garantías. Ya ha centrado sus miras en Cristian Rivero (Sub-23), tercer portero del Valencia, pero si se marcha el marroquí es una obligación contar con un guardameta titular con ficha profesional. En esa incorporación también habría que hacer un esfuerzo extra si Munir se acaba marchando.

Necesidad de gol

Por supuesto, otra de las prioridades y donde habrá que rascarse el bolsillo, hasta donde el club pueda, es en la punta de ataque. Sadiku y Buenacasa ya se han marchado tras completar sus respectivas cesiones y el equipo está sin delanteros. Firmar un ariete que iguale o supere las prestaciones que ha dado el albanés será vital para lograr los objetivos. Sin duda, fichar «goles» será una de las tareas más complicadas con tan poco margen de maniobra en lo económico.

Centro del campo

Entre las prioridades también estará incorporar un «8», es decir, un centrocampista ofensivo que dé un salto de calidad al equipo. Un jugador del corte de Adrián, capaz de jugar por delante del mediocentro y tener llegada al área. Con el actual capitán también deberán existir conversaciones para buscar una rebaja salarial o plantear otro tipo de soluciones a un salario que se sale de las posibilidades blanquiazules. Lo mismo ocurre con Juanpi. El venezolano tiene un sueldo desorbitado y lo más probable es que no pueda continuar en Málaga. Y también habrá que ver qué ocurre con Keidi Bare, en la rampa de salida con ofertas, y con Muñoz, que también hace las funciones en la línea medular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Lo último Lo más leído