08 de noviembre de 2020
08.11.2020
La Opinión de Málaga
Liga SmartBank

Actitud + trabajo = victoria

El conjunto de Pellicer se lleva los tres puntos de Sabadell en un encuentro exigente

08.11.2020 | 16:29

Cuestión de actitud. Eso es lo único, o lo principal, que necesita el Málaga de Pellicer para imponerse e incluso superar adversidades que suceden a lo largo de los 90 minutos de juego. Todos los rivales en Segunda van a ser complicados, incluso un recién ascendido que se encuentra en las últimas posiciones de la tabla como el Sabadell consiguió sacar los colores a los blanquiazules. Pero lo fundamental es dar la cara, no dejar de luchar y trabajar para sumar cada jornada. A ser posible, como en la Nova Creu Alta, de tres.

El equipo de Pellicer salió lanzado al césped de la Nova Creu Alta, tanto que solo habían pasado 30 segundos del pitido inicial cuando Chavarría llegó por primera vez a la portería arlequinada, con la ayuda de Calero, muy rápido y profundo hasta línea de fondo. El Málaga arrancó controlando el esférico, bien posicionado, despuntaba Ismael Casas en su regreso al verde, con buenos recortes y mostrando su hambre tras el parón por lesión.

Solo hubo una acción aislada del conjunto entrenador por Antonio Hidalgo, una llegada de Néstor que despejó Dani Barrio con los pies con solvencia. Mientras tanto, continuaba el dominio costasoleño. Así, una vez más con Calero como protagonista, el lateral de Parla solo necesitó apoyarse en Jairo tras la carrera por banda para colarse entre la defensa arlequinada y con una gran definición colocar el 0-1 en el marcador.

Pero qué poco duró la alegría malaguista... Al concluir la celebración del tanto, solo un par de minutos después el Sabadell montó un contragolpe que pilló desprevenido a Mejías y Juande. Como consecuencia, la defensa dejó de marcar a los rivales y llegó el 1-1 fabricado por Stoichkov y ejecutado de cabeza por Néstor Querol.

El gol del empate trajo consigo un chute de moral con el que el Sabadell se metió en el partido. La superioridad malacitana se fue diluyendo y el encuentro empezó a ser de ida y vuelta. Los de Martiricos pagaron muy caros los errores infantiles en defensa pese a jugar mejor que los catalanes en la primera mitad. La nota positiva la puso Julio, aprovechando los minutos que le dio Pellicer desde inicio, mostrándose serio, inteligente en la toma de decisiones y acertando en el juego posicional.

En vista de los fallos en la primera parte, en el descanso Pellicer sentó a Mejías y sacó a Cristian al rectángulo de juego. Un cambio de jugador con modificación del esquema de juego incluido para que el Málaga volviese a coger ritmo, ser dinámico y encadenar acciones ofensivas hasta el área rival. Mejoría que dio un paso más con el ingreso de Yanis Rahmani. Con el francoargelino en el campo, el equipo gana profundidad en el extremo y mejora en las asociaciones con la última línea.

Y si de testa puso el empate el Sabadell, también con la cabeza Chavarría batió de diez el centro que le dejó Yanis para devolver la ventaja al Málaga en el marcador.

Los de Antonio Hidalgo no bajaron los brazos, siguieron luchando los minutos sucesivos pero en esta ocasión la defensa costasoleño se mostró mejor organizada y cerrada para evitar las acciones arlequinadas. La tensión en el terreno de juego se palpaba y era tan sólida que se podía cortar, tanto que incluso el colegiado expulsó a Antonio Hidalgo del banquillo local.

Esta vez, con un dibujo diferente, los de Pellicer supieron aguantar los arreones del Sabadell y dieron un paso al frente en la creación de juego en la medular. Los errores se van puliendo y, lo mejor, es que vengan con tres puntos más al zurrón. Y ya van 17 en 11 choques.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook