Los jugadores del Málaga CF tendrán que esperan un poco más para saber si Melchor, Gaspar y Baltasar le traen sus respectivos regalos. Mientras niños y mayores abren los regalos de Sus Majestades de Oriente, los miembros del plantel costasoleño estarán buscando avanzar en la Copa.

Una vez superado el primer escollo, con el que además el equipo se podía resarcir del inolvidable ridículo del año pasado frente al Escobedo, al Málaga solo le queda seguir hacia delante. En esta ocasión recibirá en La Rosaleda a un rival conocido de la categoría de plata, el Real Oviedo. Los asturianos están en una situación muy parecida a la del Málaga, solo tienen un punto menos en la clasificación liguera y están situados justo por detrás de los blanquiazules en la tabla. Eso sí, cuentan con una plantilla más amplia que la que tiene Sergio Pellicer a su disposición. Y después de haber jugado hace solo un par de días, y con la jornada liguera a la vista, eso se nota.

Lo innegociable será la ilusión con la que los costasoleños pisen el césped de su templo. Pero una vez más, el Málaga llega con cierta desventaja: solo ayer pudieron entrenar todos los disponibles juntos después del partido del domingo en Albacete. Asimismo, hasta última hora habrá que estar pendiente de la enfermería para saber en qué punto llegan Hicham y Jozabed al partido. Al -necesario- jugador que podría recuperar el técnico de Nules es a Chavarría. Ayer, Pellicer aseguró que probará si el argentino está al 100%, si no lo reservará para el sábado.

Boquerones y ovetenses se verán las caras dos veces en esta misma semana: hoy en Copa del Rey y el sábado en liga. No obstante, Pellicer advirtió ayer en rueda de prensa que serán dos partidos muy diferentes.

El Real Oviedo puede permitirse «muchísimas rotaciones», según Pellicer, y tienen una mezcla de veteranía y juventud que les otorga un gran potencial. Además, no necesitan dominar el partido para terminar haciendo daño, con lo cual el Málaga tendrá que estar absolutamente concentrado para conceder lo mínimo posible.

Una de las buenas nuevas que dio ayer el míster de Nules fue que Alexander González, el nuevo fichaje malaguista y recambio del lesionado Iván Calero, ya está inscrito como jugador del Málaga CF y podría tener minutos esta misma noche.

Una vez solventados los trámites burocráticos, Pellicer podrá contar con una nueva ficha profesional, detalle de gran relevancia ya que en los encuentros de Copa del Rey solo pueden entrar seis canteranos en la convocatoria.