El Málaga CF ha completado una primera vuelta más que digna, sobre todo conociendo la situación económica e institucional del club. Con el límite salarial más bajo de la categoría, una plantilla prácticamente nueva y con la entidad intervenida judicialmente el conjunto blanquiazul ha terminado la primera vuelta de LaLiga SmartBank con 28 puntos, una cifra que le daría la salvación de forma holgada si rinden al mismo nivel en la segunda parte del campeonato.

Si el equipo cuajara una segunda vuelta similar acabaría con 56 puntos, una puntuación que en todas las últimas temporadas ha servido para mantener la categoría sin apuros, pero que no le alcanzaría para llegar hasta los puestos que dan derecho a jugar el play off. La mala racha de resultados en el último tramo de esta primera vuelta -solo ha sumado 3 de los últimos 15 puntos, con 2 derrotas y 3 empates- ha impedido que los de Sergio Pellicer terminen muy cerca de la sexta plaza, última de las que dan derecho a jugar las eliminatorias para subir a Primera.

Desde existe el play off de ascenso para decidir el tercero de los equipos que suba a LaLiga Santander siempre han hecho falta más de 60 puntos para disputar dichas eliminatorias. Y en esas mismas campañas, siempre ha sido suficiente con alcanzar los 50 puntos para salvarse, salvo en la última temporada, donde el Deportivo de la Coruña bajó a Segunda B con 51 puntos -el Elche fue sexto con 61 y logró ascender en el play off-.

En la temporada 2018/19, el sexto fue, precisamente, el Deportivo con 68 puntos y el cuarto por la cola el Rayo Majadahonda, con 45. En la 17/18, el Numancia quedó sexto con 65 y el último en bajar fue la Cultural Leonesa con 48, misma cifra con la que descendió un año antes como 19º el UCAM Murcia -esa temporada el Huesca pudo jugar el play off con solo 63 puntos-.

Las cifras siempre han sido más o menos similares. En la campaña 15-16, el Osasuna se ganó el derecho a jugar las eliminatorias por el ascenso con 64 puntos y la Ponferradina descendió con 47. En la 14-15, el Zaragoza fue 6º con 61 puntos y el cuarto empezando por detrás fue el Racing de Santander con 44, en el año con la permanencia más barata.

En la temporada 13-14, la presencia del Barça B en los puestos de cabeza hizo que el play off lo jugara el Córdoba (acabó subiendo a Primera) siendo séptimo con 61 puntos. El 19º fue el Real Madrid Castilla con 49. Una temporada antes, el sexto fue Las Palmas con 66 y el cuarto empezando por el final fue el Real Murcia, con 47, pero se salvó gracias al descenso administrativo del Guadalajara.

En el curso 2011-12, de nuevo el Córdoba fue el último en ganarse el derecho a jugar las eliminatorias marcando la cifra más alta necesaria hasta la fecha, 71 puntos. Y el Sabadell, 19º con 46, se salvó gracias al descenso arrastrado del Villarreal B. Por último, en la primera temporada en la que se jugó este play off de ascenso, el Real Valladolid fue séptimo con 66 puntos -el Barça B fue tercero- y descendió con 46 la extinta UD Salamanca.