Los resultados en La Rosaleda están imposibilitando al Málaga CF estar más arriba en la tabla y meterse de lleno en la lucha por los puestos de play off. El conjunto blanquiazul está acusando la ausencia de su fiel hinchada en las gradas de Martiricos, donde no gana desde el 22 octubre, cuando derrotó al Sporting de Gijón en la 7ª jornada de LaLiga SmartBank.

La Segunda División siempre se ha caracterizado por la dificultad de sacar puntos de visitante, pero en este atípico curso sin público en los estadios, al Málaga le está sentando mejor jugar fuera de casa que en La Rosaleda. En total, de los 28 puntos logrados en esta primera vuelta, el equipo costasoleño ha logrado solo 11 puntos en Martiricos y 17 a domicilio. 11 de 30 puntos posibles en casa (36,6%), un bagaje muy pobre si verdaderamente quiere aspirar a algo más que la permanencia.

En esta primera vuelta de la Fase Regular, el Málaga ha disputado 10 encuentros en La Rosaleda, con 2 victorias (Alcorcón y Sporting), 5 empates (Las Palmas, Mirandés, Lugo, Logroñés y Oviedo) y 3 derrotas.(Espanyol, Leganés y Cartagena). Y el último de esos dos triunfos fue ya hace 80 días ante el cuadro asturiano. Desde entonces, siete encuentros consecutivos sin lograr ganar en Martiricos.

Cuando el equipo retome la competición liguera, el sábado 23 de este mes frente a la Ponferradina en La Rosaleda, se habrán cumplido justo tres meses de la última victoria como local. Importante cortar esta racha negativa cuanto antes para seguir acercando el objetivo de la permanencia y poder aspirar a algo más en lo que resta de campeonato.

Copa del Rey

Sin embargo, en la competición copera sí consiguió ganar el Día de Reyes al Oviedo, con un tanto de Pablo Chavarría en el tramo final de la prórroga (1-0). En la próxima ronda del torneo, el próximo fin de semana, se medirá en eliminatoria a partido único en La Rosaleda al Granada.