Mañana al mediodía, el Málaga CF no jugará un partido de liga más, este fin de semana la Copa del Rey pide paso y, con ella, que el conjunto de Martiricos pueda escribir una nueva página en su historia. Un reto, un desafío y mucha ilusión por poder dar una enorme alegría a la familia blanquiazul después de todos los sinsabores que han llegado en los últimos tiempos de dentro y fuera del terreno de juego.

Enfrente, a los de Pellicer les espera un Granada en continuo crecimiento desde que logró ascender a la máxima categoría española en 2019. Esta campaña, el club nazarí está situado en una plácida séptima plaza y a punto de encarar la eliminatoria -también de dieciseisavos- de Europa League ante el Nápoles del mítico Gennaro Gattuso. Está vivo en tres competiciones, añadiendo la Copa, aunque el Málaga CF tratará de arrebatarles el pase a octavos de final.

Los equipos andaluces vuelven a encontrarse en partido oficial después de dos temporadas sin verse más que en un amistoso, que tuvo lugar este verano y acabó con empate a cero en el marcador. Pero en Copa del Rey no hay precedentes de este mismo duelo. Hay que remontarse hasta los tiempos del CD Málaga o el CD Malacitano, bajo aquellas denominaciones se produjeron cinco enfrentamientos a los granadinos que, en territorio malagueño, se saldaron con dos victorias, un empate y una derrota.

Hoy se abre un nuevo capítulo en la historia de este derbi andaluz y para los de Pellicer será tarea complicada, pero para nada imposible. La Copa es el torneo de las sorpresas y en Martiricos quieren que la balanza se decante del lado blanquiazul.

En la última sesión de trabajo de ayer volvieron a estar presentes los habituales de esta semana. La última novedad fue el regreso de Luis Muñoz tras cumplir su cuarentena preventiva, y probablemente salga a jugar desde el inicio del partido. Las únicas bajas para el choque de hoy, ya esperadas, serán las de Benkhemassa, Matos y los canteranos Hicham y Julio.

Pellicer no da pistas al adversario y la convocatoria se sabrá escasas horas antes del pitido inicial, la única certeza es que los 16 profesionales disponibles estarán, solo queda por determinar qué canteranos estarán para dar su aportación al equipo.

Posibles bajas del rival

El conjunto nazarí esta semana ha tenido que disputar un partido de liga y llega a La Rosaleda con menos descanso en las piernas. Además, hay varios jugadores que arrastran molestias y que pueden causar baja para el partido de Copa. Están 'tocados' jugadores como Víctor Díaz, Quini o el colombiano Neyder Lozano, también está pendiente de evolución Gonalons después de verse obligado a salir del terreno de juego en el choque de Liga ante Osasuna por dolencias musculares.