Las instituciones públicas renuevan su apoyo al Málaga CF en una temporada difícil para el club, y para la población en general, a nivel económico debido a las consecuencias dejadas por la pandemia del coronavirus. Una campaña más, en este año con retraso precisamente por culpa de la crisis sanitaria, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; el presidente de la Diputación Provincial de Málaga, Francisco Salado; y la delegada del Gobierno andaluz, Patricia Navarro, acudieron a La Rosaleda para efectuar el pago y recibir el abono físico de la entidad.

«Es un gesto que hacemos, como todos los años, para demostrar nuestro compromiso y amor al club, que es amor a la ciudad», explicó De la Torre.

Por su parte, Francisco Salado aseguró que «como malaguista y como presidente de la Diputación, se renueva el abono y ese patrocinio que necesita el Málaga CF para salir de ese bache económico que está teniendo». «Después de la gestión que está haciendo José María Muñoz, va a salir y vamos a estar en el lugar que tenemos que estar, en Primera División», añadió. Patricia Navarro, por su lado, dijo que está «convencida que es nuestro año, el Málaga CF empezará a remontar y podremos llegar a esas cotas de éxito».

Las autoridades posaron sobre el césped de La Rosaleda con sus carnés junto a Francisco Martín Aguilar, consejero consultivo y José María Muñoz, administrador judicial del Málaga CF.