Todo está listo para que mañana el Málaga CF juegue ante el Alcorcón en busca de romper la racha en la que lleva inmerso seis jornadas. Para el entrenador blanquiazul, lo primordial es encontrar el equilibrio. "Sabemos que estamos en una dinámica no deseada, los resultados están ahí pero el grupo sabe que tiene una responsabilidad". Además, Pellicer quiso recordar que en último encuentro ante la Ponferradina fue él quien se equivocó en el planteamiento del choque, que acabó con derrota para los de Martiricos.

Para el pivote defensivo, sin el sancionado Luis Muñoz, el míster prefirió no dar muchas pistas. "Tenemos varias alternativas y jugadores que lo pueden hacer, sea cual sea el dibujo. Tenemos que reducir las virtudes del rival y aumentar sus debilidades”, analizó.

Igualmente, quiso advertir que el Alcorcón pese a ser colista no será para nada un rival fácil. "Les ha pasado de todo: Alineación indebida, positivos, preparar partidos con lo mínimo… Con la llegada de Anquela es un equipo que sabe potenciar sus virtudes y es agresivo, sabe a lo que juega, muy peligroso a balón parado con gente peligrosa en segunda jugada, y es irreal su clasificación porque en otra situación tendría muchos más puntos”.

En cuanto al mercado de invierno, en el que no se espera movimiento alguno, Pellicer aseguró que el equipo es el que es y que peleará hasta el final con lo que tiene. "Somos exigentes, mandamos un mensaje realista, cuesta mucho, el objetivo sabemos cuál es. Nos gustaría ofrecer mejores versiones, pero falta continuidad, manejar el tiempo y el espacio, y aprovechar las oportunidades. No lo estamos haciendo”.

Otro punto importante es ganar tranquilidad a lo largo de los partidos, pero Pellicer también quiso destacar aspectos positivos como que son el equipo que más corren, recuperan el balón en bloque alto y además cuenta con una cantera de grandes profesionales.

El compromiso sigue intacto desde la llegada del entrenador de Nules al primer equipo blanquiazul: "No ha habido ni una semana que no haya habido compromiso y actitud en el entrenamiento. El día a día es un placer con este grupo. La entrega, la actitud y el compromiso no se puede poner en duda. Trabajan como auténticos animales, a pesar de las adversidades, de una manera brutal. Cada día como si fuera el último. Es nuestra hoja de ruta. Y ser más sólidos a nivel defensivo, que es el primer objetivo, dejar la portería a cero y a partir de ahí mirar hacia delante”.