El Málaga, gracias a los goles de Joaquín Muñoz y Luis Muñoz, en la primera parte, cortó una racha muy negativa de cuatro meses sin ganar como local y prolongó el bache de un Rayo Vallecano romo en ataque y desbordado. La victoria supone una importante dosis de oxígeno para el cuadro costasoleño y una piedra más en el camino de la escuadra de Andoni Iraola, que se mantiene en la promoción por tan solo un punto y que se descuelga de los equipos que le preceden. Con los dos equipos cogiendo posiciones en el campo, llegó un córner a favor del Málaga que aprovechó el centrocampista Joaquín Muñoz para con un lanzamiento desde el borde del área batir al guardameta Luca Zidane con la colaboración de un defensor.