Esta semana, con tres puntos en el bolsillo, se afrontará con mejor cara en Martiricos. Al término del partido ante el Rayo Vallecano, Sergio Pellicer compareció en rueda de prensa y aseguró que su equipo había sido "contundente" ante un gran rival. "He visto brotes verdes, estoy muy orgulloso de los jugadores. Teníamos ganas de ganar en La Rosaleda. Estos tres puntos son oro, marcamos distancia y nos quedan menos piedras”. 

El míster, que ve el trabajo diario de sus jugadores, destacó que hay muchas cosas que ya se estaban haciendo bien. "Nos gustaría tener continuidad, los resultados no eran acordes a cómo competíamos. Nos alejamos de los puestos de atrás, cada punto cuesta muchísimo. Nos quitamos la espina de ganar en nuestro estadio", comentó.

Otra gran recompensa fue poder brindar la victoria a la afición de Martiricos, que no puede poblar las gradas de La Rosaleda pero hacen que su calor se sienta. "Esto tiene que dar un voto de confianza a los jugadores. Teníamos muchas ganas de dedicarle este triunfo a la afición”, destacaba Pellicer.

En cuanto al trabajo en equipo, el míster de Nules no dudó en afirmar que, ante el Rayo, habían hecho "el partido más completo en nuestro estadio, por continuidad y control de todas las facetas".

Pero esto debe ser un punto y seguido: "Queda mucho, estos puntos nos liberan y estamos en alerta, somos ambiciosos de ir por la victoria contra el Mirandés”, advirtió el entrenador.