Los resultados de la jornada en LaLiga SmartBank invitan al Málaga CF a dar un puñetazo sobre la mesa. Algunos equipos de la zona baja del campeonato han pinchado, posibilitando que los de Sergio Pellicer puedan ampliar su ventaja con la zona de descenso hasta los 9 ó 10 puntos, una diferencia muy importante antes de entrar en el último tercio de la Fase Regular. Además, para los optimistas, el empate del sábado entre el Rayo Vallecano y la Ponferradina (1-1) ofrece al conjunto blanquiazul la posibilidad de situarse a solo cinco puntos del play off de ascenso si consigue ganar al Mirandés en Anduva.

El equipo costasoleño tiene ante sí una oportunidad de oro para dar otro paso muy importante en el objetivo principal del curso: lograr la permanencia en Segunda División. En caso de ganar a los de Miranda de Ebro, el Málaga alcanzaría ya la cifra de 37 puntos, a solo 13 de la marca de los 50 que habitualmente garantiza la permanencia. Y esto se produciría con todavía 15 jornadas por delante.

El empate entre el Sabadell y Albacete ha dejado la zona de descenso en estos momentos en 27 puntos. Y esto podría permanecer ya así esta jornada si el Alcorcón no gana hoy en Tenerife o si lo hiciera pero el Zaragoza perdiera en su visita al Carlos Tartiere de Oviedo. En cualquier caso, el corte subiría como máximo hasta los 28 puntos que tiene el Cartagena tras ganar al Leganés. Esto quiere decir que si los de Pellicer consiguen asaltar Anduva y suman su segunda victoria consecutiva pondrían 9 -como mínimo- o 10 puntos de por medio entre ellos y la parte roja de la clasificación.

La victoria frente al Mirandés daría al Málaga el premio de aumentar distancias con el peligro, pero además le devolvería la ilusión de poder mirar hacia cotas más altas si el equipo se sigue mostrando como en las dos últimas semanas. En la jornada de ayer, el Rayo Vallecano y la Ponferradina empataron en un duelo directo por la sexta plaza y esto puede ser aprovechado por sus perseguidores. A este grupo podría unirse de nuevo el Málaga, que con un triunfo en Anduva alcanzaría los 37 puntos y se situaría a solo 5 de los madrileños, sextos con 42. La plantilla blanquiazul está ahora mismo centrada en asegurar la permanencia, pero llegados a eso punto no habría que renunciar a otros objetivos más ambiciosos.

La imagen ofrecida ante equipos de la parte alta como Sporting de Gijón -aunque perdiera- y Rayo Vallecano ha dado alas a un equipo que ha recuperado la confianza y quiere confirmar su buen momento de forma con otro gran partido frente al Mirandés.

Objetivo: dos victorias seguidas

Las estadísticas están para romperlas. Y eso es lo que intentará el Málaga mañana lunes en Anduva. Los de Pellicer no consiguen dos victorias seguidas desde la jornada 7 del campeonato y ahora buscan volver a sonreír en dos ocasiones de forma consecutiva. El Málaga ya ha logrado esto dos veces en lo que va de temporada, en las jornadas 2 y 3, al superar al Castellón y al Alcorcón, y en la 6ª y 7ª, con sendos triunfos contra el Zaragoza y el Sporting de Gijón.

Partidos en lunes

Será la segunda vez que el Málaga juegue en lunes en lo que va de Liga. En la anterior ocasión no tuvo suerte, de hecho cosechó una de las derrotas más abultadas de la temporada al caer por 0-3 frente a un Espanyol candidato al ascenso. Pero lo dicho, las estadísticas están para romperlas.