Llegando a la recta final de una semana que empezó con la peor de las noticias para el porvenir deportivo del Málaga CF, a los de Pellicer no les ha quedado otra que adaptarse y redefinirse para superar este último bache -en forma de lesión de uno de los jugadores blanquiazules con mejor rendimiento-. La lesión de Chavarría ha sido el enésimo contratiempo de un equipo que ya desde verano pudo apreciar lo duro que sería el camino hacia el objetivo: la ansiada permanencia.

Los plazos y el estrecho margen económico con el que cuenta la entidad malacitana son otro par de piedras en el camino a sortear por la dirección deportiva encabezada por Manolo Gaspar. No obstante, desde La Cueva de Martiricos no se dan por vencidos y están trabajando en la búsqueda de un recambio para el argentino que refuerce la línea de ataque para lo que resta de temporada. Eso sí, tiene que ser un jugador sin equipo, que venga por el mínimo establecido por la patronal y que además cuente con la condición física óptima para llegar y competir de inmediato.

Pero mientras llega o no ese «9» que empuje balones en el área rival hasta finales de temporada, hay dos jugadores en plantilla y con ficha de profesional llamados a dar un paso al frente, a echarse sobre sus espaldas -o sus pies- la responsabilidad del ataque en el conjunto boquerón. Dos jugadores con experiencia, aunque por unas y otras circunstancias han quedado relegados a un segundo plano. Son, obviamente, Caye Quintana y Orlando Sá.

El de Isla Cristina aterrizó en el Málaga CF el pasado verano entre el recuerdo del gol que anotó en la pasada campaña en La Rosaleda, aunque con la camiseta del Cádiz y atravesando la red malaguista. A comienzos del curso, Caye Quintana tenía un lugar asegurado en los planteamientos de Sergio Pellicer y durante los nueve primeros partidos fue un fijo en el once. La fase ofensiva era suya tanto como nueve puro y asociado con sus compañeros en banda. La lesión ante el Mallorca truncó su desarrollo en las filas blanquiazules y, en ese tiempo, otros miembros del equipo como Chavarría, Joaquín o Yanis comenzaron a ganar terreno, haciendo que pese a su recuperación no volviese a la titularidad.

En cualquier caso, su temporada marcha con tres goles y dos asistencias en los 24 partidos en total que ha disputado, ya fuese titular o desde el banquillo. Ha anotado en las dos competiciones en las que el Málaga CF ha participado este curso, uno en Liga y dos en Copa del Rey. Ahora ha llegado el momento de demostrar su valía y contribuir a la certificación del reto de esta campaña.

Otro componente del conjunto de Martiricos con la oportunidad de arañar minutos y ganar relevancia es Orlando Sá. La presencia del portugués ha sido incluso algo menor que la de Caye Quintana, pero su trayectoria y experiencia internacional le avalan. El nuevo panorama tras la lesión de Chavarría y el escaso margen de maniobra también hace que todos los focos apunten hacia él. Si hasta la fecha solo marcado un gol en 17 partidos disputados, en este último tramo de la competición puede y debe aumentar sus números contando con más minutos y un rol más protagonista.

Actualización de la plantilla

A tan solo un día del próximo partido de LaLiga SmartBank, en casa y frente al Sabadell, el equipo de Sergio Pellicer culmina la preparación, centrados en volver a sumar en La Rosaleda después de ganar hace dos semanas al Rayo Vallecano.

Desde la enfermería no todo podían ser malas noticias y en la lesión de ayer la mejor noticia fue la incorporación de Cristian Rodríguez a las labores grupales después de un par de semanas de baja por un edema óseo. También se encuentra a buen nivel físico Orlando Sá, así que la única profesional fue la ya conocida de Chavarría. El grupo lo completaron jugadores del equipos juveniles Loren Zúñiga y Andrés.

En la mañana de hoy, a partir de las 11:00 en La Rosaleda, tendrá la última sesión antes de enfrentar al Sabadell en la jornada de Segunda.