Crónica

Penitencia en La Rosaleda

El Málaga CF cae en su feudo en el derbi andaluz frente al Almería tras regalar dos goles en el primera media hora de juego

Manuel García

Manuel García

En el fútbol profesional los errores se pagan caro, y el Málaga cometió dos muy groseros que dejaron el choque visto para sentencia antes de la media hora de juego. Cuando tienes enfrente a uno de los rivales más peligrosos de toda categoría tienes que hacer un partido casi perfecto para puntuar, todo lo contrario de lo que fue la primera parte blanquiazul. Los de Pellicer se lo pusieron demasiado fácil al Almería y le regalaron dos tantos que le sirvieron para encarrilar el choque y llevarse los tres puntos de Martiricos.

El Málaga fue quien avisó primero. Benkhemassa estuvo a punto de abrir el marcador a los dos minutos de partido, pero fue solo un espejismo. El conjunto de José Gomes apenas se había asomado por la portería de Dani Barrio cuando a los 12 minutos un error en la salida de balón le puso en bandeja el 0-1. Ramón perdió la pelota en un pase horizontal, Lazo robó y se la puso por delante a Robertone para que fusilara al meta blanquiazul.

El encuentro venía marcado por la polémica arbitral de semanas anteriores, y a los 28 minutos Ávalos Barrera y el VAR se convirtieron en protagonistas. El colegiado señaló un penalti inexistente de Juande sobre Umar Sadiq y su compañero Arcediano Monescillo le tuvo que llamar la atención para que fuese a la pantalla a revisar la jugada y anulara la pena máxima señalada.

Ni siquiera por esa decisión tuvo tiempo el Málaga para sonreír. Solo un minuto más tarde llegaba el segundo mazazo. Esta vez fue Alexander González el que se equivocó en otro pase horizontal en campo propio y José Carlos Lazo lo aprovechó para poner más tierra de por medio. El de Sanlúcar de Barrameda soltó un zapatazo desde casi 30 metros que sorprendió a Dani Barrio y puso el 0-2 en el tanteador de La Rosaleda.

A Pellicer no le tuvo que gustar un pelo, por razones obvias, lo que vio en los primeros 45 minutos. El míster no esperó más para dar entrada a Escassi y Jairo Samperio por Ramón Enríquez y Julio. El conjunto blanquiazul quiso dar un paso adelante en busca del tanto que le metiera de nuevo en el partido pero en ningún momento dio sensación de poder rescatar algún punto. Al poco de empezar el segundo acto, Caye Quintana, al cazar un rechace, consiguió batir a Makaridze pero estaba en posición adelantada cuando el disparo de Luis Muñoz salió de su bota. Por pocos centímetros, pero el onubense estaba en fuera de juego. Lo vio bien el asistente en directo y después lo ratificó el VAR.

Pasaban los minutos y, más allá de esa acción de ese gol anulado, el Málaga no conseguía apenas inquietar la portería de Makaridze. Pellicer ya puso toda la carne en el asador a 15 minutos del final dando entrada a Jozabed y Scepovic por Benkhemassa y Caye Quintana, pero nada hizo ya cambiar el guion de un partido que quedó resuelto en la primera media hora. De hecho, en el minuto 77, Umar Sadiq, pichichi del Almería, finiquitaba la contienda, por si no lo estaba ya. El nigeriano a punto estuvo de marcar tras una mala salida de Dani Barrio, Alexander salvó el tanto en la línea, pero en la segunda jugada Morlanes rompió al venezolano y dio el pase de la muerte para que el propio Sadiq hiciera el 0-3.

Muy pobre partido del Málaga, que se queda plantado en los 42 puntos y debe recomponerse de inmediato para ir a Anxo Carro de Lugo a por los tres puntos.