El Rayo Vallecano ha perdido una oportunidad de oro para asegurarse un puesto entre los seis primeros de la Segunda División... Pero su resultado negativo en casa ante el Mirandés (0-1) beneficia al Málaga CF y su licencia para soñar con algo más que la permanencia.

La clasificación de LaLiga SmartBank se aprieta aún más en la parte media alta. Los rayistas cierran la fase de ascenso con 55 puntos, siete más que los que tiene el Málaga (48) en novena posición. En estos momentos, 7º y 8º son Girona y Ponferradina, ambos con solo un punto más que el conjunto de Martiricos (49). Así que sí, cada vez es menos descabellado hablar de play off en clave blanquiazul.

Con la permanencia lograda -al menos de manera virtual-, las matemáticas de las próximas jornadas determinarán hasta dónde pueden llegar los de Pellicer. El primer gran golpe sobre la mesa lo pueden dar los costasoleños este fin de semana en el archipiélago canario ante una UD Las Palmas también en la lucha, aunque con una leve desventaja en la tabla con respecto a los boquerones.