Era uno de los problemas que el cuerpo técnico asumió que se iba a producir a lo largo de la temporada. La restricción de solo poder contar con 18 jugadores con ficha profesional hacía probable que durante el curso hubiera semanas en la que el plantel blanquiazul estuviera bajo mínimo por lesiones, sanciones y otros problemas, como los contagios por coronavirus. El Málaga visita este domingo Cornellá para medirse al líder de LaLiga SmartBank, el Espanyol, y a tres días del encuentro Pellicer solo cuenta con 13 futbolistas del primer equipo.

Josua Mejías, Luis Muñoz, Benkhemassa, Jozabed y Caye Quintana no pudieron ejercitarse este jueves con el grupo. De los cinco, el que más opciones tiene de poder estar presente en Cornellá es el delantero onubense, que en la sesión de hoy trabajó en solitario en el gimnasio. Josua Mejías y Luis Muñoz siguen recuperándose de sus problemas musculares y tienen muy difícil llegar a tiempo al choque del domingo. Jozabed, por su lado, continúa al margen después de romperse romperse un dedo antes del partido en Fuenlabrada y su participación también está en duda a la espera de decidir la mejor solución para subsanar el problema. Por último está el caso de Benkhemassa, que ya no volverá a jugar este curso por un nuevo problema muscular.

Con este panorama, Pellicer volverá a tener que incluir un buen número de canteranos en la lista para visitar el Espanyol. A falta de saber si alguno de estos jugadores puede recuperarse a tiempo, el míster tiene a su disposición a sus dos porteros y 11 jugadores de campo con ficha profesional. Los Ramón, Isma Casas, Alberto Quintana, Cristo, Larrubia y demás tendrán que echar de nuevo una mano a los "mayores" en una tarea tan complicada como la de intentar sumar en campo del líder.