El Málaga vuelve al lugar del crimen. Tras lo ocurrido en Oviedo con Víctor Sánchez del Amo comenzó la era Pellicer al frente del banquillo del primer equipo blanquiazul, y será en ese mismo escenario donde el de Nules deberá despejar dudas sobre su futuro si el equipo ya tuviera certificada su permanencia matemática, algo que entra dentro de toda lógica. El anterior técnico tuvo su última comparecencia pública antes de ser apartado del club en la sala de prensa del Carlos Tartiere, justo en la misma silla donde deberá sentarse el actual entrenador el próximo lunes después del Real Oviedo-Málaga para dar más pistas sobre su continuidad o marcha de la entidad de Martiricos.

En los últimas días se han acrecentado las dudas en torno a la renovación de Pellicer. Algo que parecía encaminado y que no iba a ser demasiado complicado ahora ya no está tan claro y nadie puede garantizar que el castellonense continúe su andadura en el banquillo local de La Rosaleda la próxima temporada.

El camino de Pellicer al frente del primer equipo de La Rosaleda comenzó hace justo 16 meses. Su desembarco procedente del filial se precipitó tras el escándalo que envolvió a la figura de Víctor Sánchez del Amo, el que por entonces era entrenador blanquiazul. Tras jugar en el Carlos Tartiere salió a la luz un vídeo de contenido sexual del madrileño que provocó que fuese apartado de la disciplina blanquiazul hasta que todo se aclarase. Pero Víctor ya no volvió a dirigir más al equipo.

Tras destaparse las imágenes, el club, a través del americano Richard Shaheen, que comandaba la nave en esos momentos, decidió suspender «de sus funciones de forma inmediata al entrenador Víctor Sánchez del Amo hasta que se realice una investigación completa», tal y como se hizo público un comunicado oficial. Esto provocó la indignación del técnico, que días más tarde compareció en rueda de prensa para defenderse de un delito de extorsión en el que le llegaron a pedir 20.000 euros para no publicar las imágenes. «Quiero aprovechar este comunicado para manifestar que el delito de extorsión y violación del derecho a la intimidad del que he sido víctima está siendo investigado por el Cuerpo Nacional de Policía a través del Grupo de Ciberdelincuencia, al tratarse de la captación no consentida de unas imágenes de mi ámbito privado que posteriormente fueron difundidas ante mi negativa a abonar una cantidad de dinero», dijo en una comparecencia en el Hotel Tryp Guadalmar.

Meses más tarde, ya en julio, el club y Víctor alcanzaron un acuerdo para cerrar su etapa en el Málaga después de que el técnico reclamara la readmisión y 600.000 euros de indemnización al estar en total desacuerdo con el motivo y las formas de su despido.

Pero eso ya forma parte del pasado más oscuro del club. Ni Richard Shaheen, por suerte, ni Víctor Sánchez del Amo están en el presente blanquiazul. Ahora los encargados de liderar la entidad de Martiricos en cuanto a lo económico -José María Muñoz- y en lo deportivo -Manolo Gaspar- son los encargados de tomar decisiones y tratar la renovación de Pellicer. La oferta ya está sobre la mesa y ya se ha producido algún encuentro presencial con los agentes del míster, pero todavía no hay fumata blanca, o negra.

Pellicer ya ha sido preguntado en múltiples ocasiones por su continuidad en el Málaga y de momento ha salido del paso echando balones fuera, escudándose en que la permanencia aún no se ha logrado de forma matemática. Es probable que el lunes ya lo sea, y el de Nules será cuestionado por ello en Oviedo, justo en el mismo sitio donde se dieron los hechos que desembocaron en su nombramiento como entrenador de la primera plantilla.