De las rumores al secreto a voces, finalmente Sergio Pellicer no será el entrenador del Málaga CF la próxima temporada. Si a mediados de curso su renovación parecía un mero trámite, con el pasar de las jornadas la perspectiva del técnico ha ido cambiando hasta tomar la decisión final, anunciada en rueda de prensa -telemática- este martes. 

El míster de Nules, notablemente emocionado y acompañado de Manolo Gaspar, José María Muñoz, los integrantes de la plantilla blanquiazul y miembros del staff, aseguró que tomaba "la decisión más difícil" de su carrera. Deja el Málaga, la que siente como su casa, y se reiteró que se siente malaguista, pero cree que ha llegado el momento de finalizar esta etapa. "Después de todo este tiempo, he tomado la decisión más difícil a nivel personal y laboral. El corazón dice una cosa, sabéis que soy malaguista, pero el vacío y la cabeza dice que es momento de dar un paso al lado", destacaba el míster. Además, hizo alusión a una pregunta de su hija: "Papa, ¿te lo has pensado bien?". Esa duda se mantiene en su interior.

"Aquí lo tengo todo, esta es mi zona de confort y estar en mejor sitio va a ser imposible, pero hay que buscar lo mejor del club por encima de los egos. Me voy eternamente agradecido a todos en el club", reiteró Pellicer mirando a los jugadores sentados en la sala de prensa de Martiricos. "Gracias a los futbolistas de este año y del pasado, vosotros sois los verdaderos protagonistas con vuestro esfuerzo y sacrificio. Os llevo en el corazón".

Pasaron muy pocos días desde que el club le trasladase la propuesta de renovación y el técnico hablase con Manolo Gaspar para comunicarle su decisión. En palabras del propio Pellicer, la semana pasada dio una respuesta al director deportivo malaguista. "La semana pasada tuvimos la reunión, hablamos de mi situación personal y profesional, de las opciones que tenía", el entrenador destacó la total transparencia que ha habido en todo momento entre él y Gaspar, pero quería esperar a que el equipo tuviese matemáticamente atada la permanencia para que nadie se distrajera.

En diferentes ocasiones, Sergio Pellicer quiso dejar bien claro que no ha habido ninguna confrontación, ninguna disputa, ningún momento de tensión con Manolo Gaspar o el administrador José María Muñoz. Es más, comentó que ni siquiera ha habido negociación: "Ningún condicionante ni negociación, él (Gaspar) me ofreció el club, la renovación y no ha habido ningún condicionante. Ningún profesional se lo puede poner al Málaga. Sé de donde vengo y siempre actúo desde la mayor humildad. Siempre hemos pensado en el bien del club, no el individual", añadió.

Para él, tampoco hubo un momento clave que precipitase la decisión. "Vivimos en una montaña rusa emocional constante. No me voy por un tema económico, ni de contrato ni de jugadores. Es una decisión solo mía y muy dura"

Lo que no aclaró es qué será de él una vez concluya la temporada, a la que solo quedan -para el Málaga- las tres últimas jornadas de la fase regular. "Quedan 12 días y tres partidos, que nadie dude de la entrega y de las horas de trabajo para acabar la temporada con un broche final, a ver si con el Castellón puede haber público". En general, comentó que "llega un momento de un ciclo que, por mi parte, se ha terminado. Detrás de un profesional hay una persona y cada cual sabe lo que lleva dentro. Ahora mismo no hay nada, sólo estoy focalizado en preparar el siguiente partido y acabar lo mejor posible".

"Llevo tiempo con una mochila muy grande", relató. Y tal ha sido el desgaste, que Pellicer siente esta permanencia como si hubiese logrado un ascenso a la máxima categoría.

Por último, y otra vez visiblemente emocionado, el míster quiso concluir su comparecencia agradeciendo a todas las personas con las que ha trabajado en este periplo. "Gracias a jugadores, a los aficionados e incluso a la gente que alguna vez les hemos podido fallar, siempre hemos intentado hacerlo lo mejor posible. Por encima de todo está el Málaga, yo estoy aquí, como estos jugadores que tienen sentido de pertenencia. Muchísimas gracias a todos y a los que estuvieron el año pasado".