Blue Bay quiere formar parte del Málaga CF en un futuro próximo e incluso ya está perfilando el equipo de trabajo una vez se lleve a cabo la ampliación de capital que deje a la cadena hotelera al mando de la entidad de Martiricos. Aún falta por concretar y se deben resolver los procesos judiciales todavía abiertos y en curso, pero el grupo de Jamal Satli Iglesias ya va dejando entrever sus primeros pasos.

Para liderar la renovación del Málaga CF, Blue Bay ya ha elegido a su hombre de confianza: Andrés Fassi (Córdoba, Argentina, 1962). Quizá su nombre no es del todo conocido en España o en el mundo del fútbol europeo, pero en Argentina, México o Uruguay ha encabezado proyectos que han experimentado un enorme crecimiento. Se puede decir que ha convertido en oro todo lo que ha tocado.

Los inicios de Fassi en el fútbol fueron como futbolista, concretamente portero, aunque solo se movió por categorías amateurs. Después hizo el curso de preparador físico y entrenador, así trabajó en clubes argentinos como All Boys, Belgrano, Racing de Córdoba y Talleres.

Su vinculación con Talleres de Córdoba fue mucho más allá. En 2014 y junto al Grupo Pachuca compró el club. En 2015, Fassi se convirtió en presidente y bajo su mandato, el equipo argentino logró alcanzar la máxima categoría. Cabe destacar que el Grupo Pachuca es el principal propietario del Club de Fútbol Pachuca mexicano, equipo hidalguense de Primera División, con títulos nacionales e internacionales.

Un par de años más tarde, también en conjunto con Pachuca, adquirió el 80% de las acciones de un club chileno, el Everton. Estaba en Segunda División y lo llevaron también hasta la elite del campeonato andino, incluso clasificándolo para una Copa Sudamericana.

Los buenos resultados en estos dos equipos llevaron a Fassi a embarcarse en un nuevo proyecto y se convirtió en gerente principal de Atenas de Uruguay, dejando a su hijo Juan Pablo al cargo. Mediante el apoyo del Grupo Pachuca, Atenas consiguió la profesionalización y en estos momentos, su entrenador es Diego Forlán, el conocido ex delantero del Atlético de Madrid y Atlético de Madrid.

Desde hace un tiempo, y después de más de dos décadas dedicado en exclusiva al crecimiento de clubes en Argentina, Chile, México y Uruguay, Fassi quiere trasladar sus ideas al fútbol europeo y Málaga parece ser el destino elegido para su nuevo proyecto. Además, Andalucía le gusta mucho, de hecho hace unos meses se le vinculó con el Recreativo de Huelva. En una entrevista para la web Recreativismo.com, el propio Fassi reconoció que estaba estudiando otras opciones en el fútbol español.

Fassi ha manifestado su idea de poner ahora toda su atención en el club de toda su vida y «en una entidad española». «Quiero enfocarme en Talleres y en este proyecto en España», aseguraba el propio Fassi hace unos días en medios argentinos, sin especificar el nombre de ese club, que según ha podido saber La Opinión de Málaga es el Málaga CF de la mano de Blue Bay.

El enorme éxito cosechado por Andrés Fassi en distintos clubes de Sudamérica, cada uno en campeonatos y categorías diferentes pero con los buenos resultados como nexos de unión, han convencido a la cadena hotelera.

«Siempre es alentador pensar, poder llevar ese modelo de gestión, llevarlo a un nivel de trascendencia europea, hay que seguir con ese sueño, hay que ver si se puede cristalizar», destacaba Fassi esta misma semana en declaraciones para ESPN. En el canal latinoamericano, además, hacían hincapié en que Andrés Fassi estaba a punto de emprender viaje hacia España.

Este parece solo un primer paso, la plantación de una semilla que todavía debe germinar y crecer, pero Blue Bay se está preparando para tener todo atado en el momento de la hipotética ampliación de capital, a la que se postulan como principales interesados para gestionar al Málaga CF del futuro.

Fassi se ha caracterizado en todos los proyectos a los que ha llegado por mantener a las personas en sus respectivas parcelas de trabajo, por lo que no es previsible que haya cambios en la dirección deportiva de Manolo Gaspar o en otras áreas importantes del club que han funcionado bien en estos últimos meses.

Solo el tiempo podrá desvelar en qué queda la gestión, cómo se resuelven las diferentes cuentas pendientes judiciales que aún están abiertas y que salpican al Málaga CF con Al-Thani y la cadena hotelera de por medio. Es pronto para saber al 100% si Andrés Fassi forma o no parte del proyecto blanquiazul, pero en caso positivo, sus números y logros de la última década sirven como aval.

Pase lo que pase, el proceso de administración judicial no será infinito y mientras llega o no un inversor fuerte y decidido a apostar por el Málaga CF, desde Blue Bay siguen jugando sus cartas en una partida en la que llevan algo de ventaja ante sus posibles competidores. El camino será largo y depende, en gran medida, de la celeridad de la justicia.