El rendimiento del lateral Javi Jiménez, al que José Alberto López conoce bien y que, tal y como adelantó este diario, lo habría pedido para el proyecto blanquiazul 2021/22, no ha pasado inadvertido. No solo el Málaga CF va tras su pista, ya que en las últimas horas la SD Eibar también ha iniciado una toma de contacto para incorporar al defensa de Quesada.

La situación contractual de Jiménez es la idónea para la entidad blanquiazul: acaba contrato con el Mirandés este mismo mes de junio, llegaría libre, de la mano del que ha sido su entrenador en la 19/20 y que ya ha mostrado mucha confianza en él: en competición liguera, de las 42 jornadas de fase regular, ha sido titular en 32 ocasiones y siempre en el lateral izquierdo. De las diez fechas restantes, en cuatro ocasiones ha salido desde el banquillo y en las otras seis no ha estado convocado, generalmente por lesión.

Es más, Javi Jiménez ya sabe lo que significa vestir la blanquiazul en el Atlético Malagueño. Conoce el club, o al menos el filial, y eso siempre es un valor añadido en Martiricos.

Pero la llegada del club armero a las negociaciones supone un hándicap en la Costa del Sol, ya que su potencial económico está años luz de los números en los que se tendrá que mover Manolo Gaspar por el mercado en este periodo estival.

No obstante, el verano pasado ya se dieron casos de futbolistas que prefirieron el proyecto de Málaga, austero, modesto pero también cargado de buenas expectativas y amplio margen de crecimiento.