La continuidad está siendo la base del proyecto del Málaga CF para la temporada 2021/22. Habrá cambios, muchos, de hecho uno de los más relevantes ya se ha producido: el cambio de cromos en el banquillo con José Alberto López en lugar de Sergio Pellicer. Serán más los nombres que se anuncien a lo largo del verano, pero en La Cueva de Manolo Gaspar también se buscan fórmulas para intentar retener a alguno de los miembros de la plantilla del curso pasado.

El primer movimiento del mercado, independientemente del cuerpo técnico, ha ido totalmente en la línea de la continuidad. Chavarría será malaguista dos temporadas más y, aunque su rendimiento antes de la lesión dejó muy buena huella en Martiricos, la operación no deja de ser un tanto arriesgada por la recuperación de su rotura del cruzado de su rodilla izquierda.

Otro movimiento que, a la luz de los acontecimientos, debería resolverse en los próximos días es la reincorporación de Jozabed Sánchez a la entidad blanquiazul después de que el Faro de Vigo apuntase que estaba en vías de rescindir contrato con el Celta. La intención del jugador, en todo momento, ha sido prolongar su estancia en Málaga. Además del proyecto deportivo en sí, la cercanía con su familia, en Mairena de Alcor, también es un punto relevante a la hora de tomar la decisión.

Estas dos piezas están aseguradas, a falta de confirmación si hablamos de Jozabed, pero hay otros integrantes del plantel blanquiazul 20/21 que interesan a la dirección deportiva malacitana. Con el desarrollo de la temporada pasada, el club de Martiricos ha ido buscando fórmulas para que Yanis Rahmani, con contrato en el Almería, se quedase en Málaga. Pero en las últimas horas, y según el Diario de Almería, el técnico del conjunto andaluz -Rubi- contaría con el francoargelino para que se dispute la banda izquierda con José Carlos Lazo. Pero todavía habrá que esperar unas semanas, ya que en Cartagena también se habla de Rahmani y lo vinculan al conjunto de Luis Carrión. Al Málaga le queda jugar sus cartas y convencer, como ha hecho en ocasiones anteriores, con argumentos que dejan lo económico en segundo plano.

Los casos de Caye Quintana y Matos, incluso habiéndose despedido ya de la afición malaguista al término de la temporada, podría dar un cambio radical en las próximas semanas. Los dos tienen contrato con el Cádiz, pero Álvaro Cervera no cuenta con ellos en la máxima categoría.

Si quedan libres, en Martiricos estudiarán los números que uno y otro han hecho con la elástica blanquiazul. Las estadísticas de Caye Quintana han sido un tanto discretas, con tres goles en su casillero personal. Matos, por su parte, ha ido creciendo hasta volver a encontrar la felicidad como futbolista en el Málaga CF.

Ramón, presente y futuro

La cantera ha sido, es y será un pilar en el club malacitano. A veces, su buen hacer les sirve de catapulta a otros clubes, pero Ramón Enríquez -en declaraciones a Radio Marca Málaga- se quiere quedar en la Costa del Sol. «Quiero seguir aquí « y aprovechará el verano para descansar mental y físicamente, sobre todo después de los quebraderos que le ha dado su hombro.

Te puede interesar:

La sensación de familia es u constante en el club boquerón y, con los más jóvenes, la figura de Manolo Gaspar es importantísima y el canterano de Órgiva así lo subrayó: «Es una persona que está encima. Él se preocupa, ayuda y te facilita este proceso de recuperación tan complicado. Estos momentos suelen pasarse con la familia, pero el apoyo del club y de Manolo es súper importante».

Este es «el otro» capital con el que cuenta el Málaga CF y que y a se ha demostrado que puede primar frente al dinero.