Tercer movimiento desde Martiricos de cara a la temporada que comenzará en un par de meses. El club anunció el domingo que, después de varios días de negociación tras su rescisión de contrato con el Celta de Vigo, Jozabed Sánchez es jugador del Málaga CF en propiedad y a todos los efectos. El sevillano, que una vez se adaptó a la dinámica del equipo dejó buenas sensaciones en el terreno de juego, ha firmado por dos temporadas -hasta junio de 2023-, con opción a ampliar un año más.   

Faltaban tan solo unos flecos económicos por decidir en estos últimas días y, finalmente, tanto el club malacitano como el futbolista y su agente han llegado a un acuerdo satisfactorio para ambas partes que desemboca en una vinculación en propiedad para las dos próximas campañas. 

De esta manera, Manolo Gaspar -en consonancia con el nuevo técnico, José Alberto López- se ha asegurado dar continuidad a otro miembro de la última plantilla malacitana que, además, ha demostrado un rendimiento en línea ascendente desde que aterrizó en la Costa del Sol hasta el final del pasado curso.   

Los números de Jozabed con la elástica blanquiazul y el compromiso que destacan desde la propia entidad de Martiricos le avalan: ha jugado 1.480 minutos en 29 de los 42 partidos de LaLiga SmartBank, llegando a anotar dos goles, uno ante el Cartagena y otro frente al Mirandés. Además, también disputó el encuentro de Copa del Rey frente al Granada, en el que finalmente el conjunto blanquiazul dijo adiós al torneo copero.

A sus 30 años, el mediocentro natural de Mairena del Alcor ha acumulado experiencia en el fútbol español y a nivel internacional. Creció en las categorías inferiores del Sevilla FC y dio sus primeros pasos en la categoría de plata en las filas de la Ponferradina y el Real Jaén. En 2014 dio el salto al Rayo Vallecano, donde cuajó una de sus mejores prestaciones hasta la fecha: corría la temporada 2015/16 cuando, en el conjunto franjirrojo, consiguió alcanzar la cifra de 10 goles en Primera División.

El cartel que le dio esta decenas de goles le valió por un billete hacia tierras inglesas y tuvo un breve paso en el Fulham. Después regresó a España, al Celta de Vigo, aunque el club gallego lo cedió al Girona y finalmente al Málaga CF, donde llegó para quedarse.

En el comunicado oficial, el club destaca " su indudable clase en el terreno de juego, ha destacado en el vestuario por su humildad y sencillez, ganándose el cariño y el respeto de sus compañero".

Estado actual de la plantilla

Con la firma de Jozabed, el número de jugadores con ficha profesional disponibles si la pretemporada comenzase hoy mismo asciende hasta 12, contando ya con Iván Calero y Pablo Chavarría, en vías de recuperación de sus respectivas lesiones. Eran nueve a final de temporada, más Chavarría, Javi Jiménez y Jozabed.

A esta decena hay que sumar los filiales que a base de esfuerzo, trabajo y resultados se han ganado un puesto en el primer equipo como Isma Casas, Ramón Enríquez, Cristo, Larrubia o Ale Benítez. Hay otro jugador que en la 2020/21 ha estado desaparecido por lesión, pero que tiempo atrás ha dado buenas prestaciones al primer equipo: Hicham. Su presencia a las órdenes de José Alberto es toda una incógnita. 

Queda mucho por hacer todavía, pero los pasos que están dando en La Cueva hacer presagiar que este periodo estival será mucho más productivo y eficiente que los caóticos verano que se han vivido en Martiricos en pasadas campañas.