El Málaga CF estaría encantado de tener en su plantilla a Yanis Rahmani, pero no es el único, ni mucho menos. El jugador francoargelino, que ha estado esta pasada temporada cedido en la Costa del Sol, ha regresado al Almería y su futuro aún no está decidido. A priori, comenzará la pretemporada con el cuadro indálico, y una vez ahí se tomará una decisión. Y ya hay varios equipos pendientes de la posibilidad de que los rojiblancos no cuenten con él para la próxima campaña.

Rahmani ha cuajado su mejor temporada en el fútbol profesional este año en La Rosaleda. Ha sido uno de los jugadores más determinantes del equipo en la fase ofensiva y su energía ha ayudado en muchos encuentros a sumar puntos a los blanquiazules. En Martiricos no tenían posibilidad alguna de efectuar la opción de compra, pero aún siguen viendo como existen posibilidades de que vuelva una segunda temporada al club. Aunque no depende de ellos.

Será el Almería el que tenga la última palabra. Rubi, técnico de los andaluces, quiere ver en pretemporada a Yanis y a partir de ahí tomar una decisión. El jugador ha demostrado que tiene nivel de sobra para estar en un equipo de la parte alta de LaLiga SmartBank, pero será el míster de los rojiblancos el que decida en última instancia.

Si la determinación es contar con él, ahí acaba la historia. Pero si el Almería decide buscarle acomodo o bien rescindir su contrato ya hay varios equipos esperando para hacerse con sus servicios. Uno de ellos, por supuesto, es el conjunto blanquiazul, pero ya hay otros clubes de Segunda pendiente a sus movimientos. Ya sonó hace días el interés del Cartagena y en las últimas horas ha aparecido con fuerza la UD Las Palmas como posible destino del extremo. Sin duda, los canarios serían un duro rival para terminar convirtiendo el deseo de volver a contar con Yanis en realidad.

Manolo Gaspar y su gente siguen teniendo en mente esa posibilidad, pero son conscientes de que es una opción que puede dilatarse hasta los últimos días de mercado. El Almería es el que tiene la sartén por el mango y hasta que no decida que no cuenta con el jugador no habrá opción alguna para el Málaga u otro equipo, salvo que llegue alguien con dinero por delante y proponga un traspaso.

Lo que está más que claro es que de nuevo será un verano largo en las oficinas de La Rosaleda. Aún faltan un sinfín de operaciones por realizar y algunas de ellas, como ya es habitual, llegarán en el último tramo del mercado estival, incluso con la competición ya iniciada. Al conjunto blanquiazul aún le quedan por reforzar todas las parcelas del campo y la paciencia es una máxima este verano para no dar pasos en falsos y atinar al máximo en las incorporaciones.

De momento, en pocos días, la entidad blanquiazul ya ha confirmado la llegada del técnico José Alberto López, la continuidad de Pablo Chavarría y el fichaje de Javi Jiménez, que regresa a la casa malaguista. Hasta conformar la plantilla aún queda mucho trabajo de despacho por delante.