La resolución al litigio entre los Al-Thani y la Asociación de Pequeños Accionistas deberá esperar, como mínimo, seis meses más. La magistrada del Juzgado de Instrucción Nº14 María Ángeles Ruiz ha solicitado una prórroga para poder seguir recabando más información y conseguir la declaración de la familia catarí antes de tomar un veredicto definitivo.

Este alargue del plazo estipulado para resolver el caso retrasará una solución definitiva pero, por contra, mantendrá a José María Muñoz, administrador judicial, al frente de la entidad de Martiricos durante el tiempo necesario. Esta primera prórroga de seis meses podría volver a solicitarse una vez concluya este periodo y extender en el tiempo aún más un proceso que se antoja clave para la marcha definitiva de los Al-Thani, que llevan ya apartados del día a día del club 16 meses.

Uno de los motivos para solicitar esta prórroga es que Al Thani y sus tres hijos -Nasser, Nayef y Rakkan- aún no han prestado declaraciones para dar su versión de los hechos pese haber estado citado para ellos. Este paso es importante, ya que de no conseguirlo el juicio podría declararse nulo.

La petición de la magistrada ya ha sido trasladada a las partes. Con esto, la investigación sigue su curso y mientras tanto el administrador judicial seguirá con mando en plaza en el club y en las sociedades intervenidas en las que está involucrado Al-Thani. Habrá que esperar, por tanto, para ver una resolución definitiva que podría suponer el adiós definitivo a los cataríes.