El entuerto institucional en el que está envuelto el Málaga CF desde hace años dio un paso más a hacia su solución definitiva con un nuevo pronunciamiento desde los juzgados. Este viernes, la Audiencia Provincial rechazó los recursos presentados por los Al-Thani y confirmó así la sentencia que daba a BlueBay el 49% de Nas Spain 2000, sociedad que tiene en su poder el 96,89% de las acciones del club blanquiazul.

La familia catarí aún tiene posibilidad de presentar nuevos recursos en el plazo de 20 días, pero todo apunta a que las vías de escape se le están agotando al jeque y sus hijos. Este nuevo varapalo judicial obliga a los Al-Thani a compartir con la empresa hotelera las acciones de la entidad que posee Nas Spain 2000. Así las cosas, de ese 96,89% de las acciones del club con las que cuenta la sociedad, el 51% serían de Al-Thani y el 49% de la empresa dirigida por Jamal Satli Iglesias.

De momento, y hasta que surjan novedades, Al-Thani y BlueBay están condenados a entenderse. No tienen otra opción si quieren acudir a una futura ampliación de capital. Salvo que decidan disolver la sociedad y separar sus caminos, el acuerdo entre las partes es la única posibilidad para que Nas Spain 2000 entre en esa posible ampliación de capital que se plantea para mejorar el futuro del club. Esta medida no será inminente, pero todo apunta a que de aquí a unos meses José María Muñoz, administrador judicial del club, dará los pasos pertinentes para llevarla a cabo y mejorar así la estabilidad financiera de la entidad.

Esa ampliación -se estima que pueda rondar los 30 millones de euros- se llevará a cabo una vez se aclare el presente y futuro de la entidad. Hay que recordar que en el otro litigio que ocupa la actualidad del club, el proceso por la querella criminal interpuesta por la Asociación de Pequeños Accionistas contra los Al-Thani, la jueza tiene embargadas todas las propiedades de los cataríes en España por no haber depositado la fianza solicitada. Es decir, en estos momentos las acciones blanquiazules de las que es dueño Al-Thani están retenidas hasta que el juicio termine.

Este juicio entre la APA y los Al-Thani aún tardará meses en resolverse. Hace escasos días se conoció que María Ángeles Ruiz, jueza que instruye el caso, solicitó una prórroga de seis meses para seguir adelante en la investigación y recabar más información antes de tomar un veredicto. Uno de los motivos para este alargue es conseguir que Al-Thani y sus hijos declaren, algo que no han hecho pese que ya se le ha requerido desde los juzgados. Por tanto, mientras este proceso no tenga punto y final, será el administrador judicial el que siga al frente del Málaga CF y de la sociedad Nas Spain 2000.

Cuando todo este jaleo institucional quede resuelto, será un buen momento para llevar acabo esta ampliación de capital que cada día parece más cerca de producirse. Y ahí BlueBay y Al-Thani tendrán que comparecer y decidir conjuntamente si Nas Spain 2000 acude a ella o no, con el riesgo de perder el control del club. Esto será si antes no han disuelto la sociedad y cada uno puede ir por separado y demostrar sí realmente están interesados en gestionar la entidad de Martiricos.