El Málaga CF ya sabe cuáles son los pasos a seguir en su travesía por la categoría de plata del fútbol español durante esta temporada 21/22. La suerte le ha dado la oportunidad de empezar el calendario jugando en su propio campo. “Tenemos muchas ganas de vivir lo que es el ambiente de la Rosaleda”, ha expresado José Alberto que se enfrentará en este primer partido al Mirandés, su anterior equipo. 

El conjunto blanquiazul volverá a su templo el fin de semana del 15 de agosto y recordará lo que es tener el empuje de la afición de forma directa. “Estamos muy contentos de jugar el primer partido como locales, ya que tenemos muchas ganas de sentir el cariño de nuestra gente después de todo lo que hemos vivido y de jugar tanto tiempo sin público”. 

Mientras llega ese día, el club se encuentra actualmente planificando la plantilla y viendo cómo armar el equipo. José Alberto López augura una liga como todas las anteriores: “competitiva, muy igualada y donde los partidos se van a decidir por detalles”. El entrenador ya sabe la importancia de los pequeños aspectos en los encuentros, pero también conoce cuál debe ser el objetivo durante la temporada: “Vamos a dejarnos el alma en que el Málaga sea un equipo reconocible, competitivo y que cada domingo el aficionado se sienta orgulloso de lo que ve”

El primer rival en esta nueva temporada será el Mirandés, anterior equipo del propio José Alberto y de Javi Jiménez, de donde el entrenador guarda buenos recuerdos y con el que siente “cariño”, pero al que tendrá que vencer para conseguir los 3 primeros puntos del Málaga.