El Málaga CF ya tiene puesto el mono de trabajo para preparar el curso 2021-22 en LaLiga SmartBank. Por delante, cinco semanas media de duro trabajo hasta ese 16 de agosto en el que el equipo blanquiazul recibirá en la primera jornada al Mirandés en La Rosaleda (lunes, 20.00 horas). Tras someterse a diferentes pruebas médicas y tests de detección del coronavirus en la jornada del miércoles, los nuevos pupilos de José Alberto López saltaron al verde del Anexo de Martiricos para completar la primera sesión de la pretemporada. Manolo Gaspar, director deportivo, y José María Muñoz, administrador judicial, estuvieron presentes en las instalaciones de La Rosaleda para arropar y trasladar un mensaje de energía a la plantilla en el primer día de preparación.

Estuvieron citados para el primer día de actividad de pretemporada 15 profesionales -Dani Barrio, Lombán, Juande, Iván Calero, Ismael, Javi Jiménez, Luis Muñoz, Jozabed, Escassi, Benkhemassa, Ramón, Jairo, Hicham, Paulino de la Fuente y Pablo Chavarría- y otros 15 canteranos del filial y el juvenil -Gonzalo, Miguel de la Osa, Murillo, Mati, Moussa, Andrés, Benítez, Cristo, Quintana, Larrubia, Haitam, Kevin, Julio, Loren y Roberto. 

Pese a estar llamados a filas estos 30 futbolistas, no todos pudieron trabajar sobre el césped del Anexo, ya que los Chavarría, Calero, Benkhemassa o Hicham siguen recuperándose de las lesiones que arrastran desde la pasada temporada. El otro profesional que tiene el club blanquiazul en nómina que todavía no se ha reincorporado es Alexander González, que dispone de unos días más de vacaciones tras disputar la Copa América con Venezuela. 

José Alberto, en plena adaptación

El míster, compartió sus impresiones en el primer día de pretemporada. «Me he encontrado a un grupo muy ilusionado, con muchas ganas de agradar, lo lógico. La sesión ha tenido mucha intensidad, un nivel de esfuerzo y de compromiso grande y eso es lo que buscamos desde el primer día», dijo el entrenador blanquiazul.

José Alberto se en encuentra en fase de adaptación al club y a la ciudad y ya ha podido comprobar de primera mano lo que suponen los días de terral en la capital de la Costa del Sol: «Un sitio muy cómodo para vivir, me he encontrado estos días con demasiado calor para lo que estoy acostumbrado. También es cuestión de días aclimatarse, ya me han dicho que es por los vientos que hay por aquí . El campo está en un estado fenomenal para trabajar en él durante la pretemporada», explicó.

El técnico asturiano comentó, además, que su equipo tiene «muchas ganas de jugar con público, de vivir el ambiente de La Rosaleda». «Estamos ya con el foco puesto en ese partido. Ese tiene que ser nuestro objetivo, el siguiente encuentro. Ahora se hace un poco más largo porque son cinco semanas y media de trabajo para ese primer duelo, pero con muchas ganas de empezar a jugar partidos de pretemporada, conocer mejor al equipo e ir poniéndonos a tono de cara al debut en LaLiga SmartBank», concluyó.