La pretemporada sigue avanzando y, con ella, la planificación deportiva de cara al próximo curso liguero que arrancará en La Rosaleda el 16 de agosto frente al Mirandés. El Málaga CF tiene mucho trabajo ya adelantado, no le va a pillar el toro como en años anteriores cuando, además, una enorme nube de incertidumbre sobrevolaba Martiricos. Ya son pocas las piezas que faltan para que el puzzle de jugadores a disposición de José Alberto López esté totalmente completado.

Ya han llegado Javi Jiménez (lateral izquierdo), Isma Gutiérrez (mediocentro), Paulino de la Fuente (mediocentro ofensivo) o Brandon Thomas (delantero), con los jugadores que ya estaban en plantilla, la renovación de Chavarría, la adquisición de Jozabed y la eterna colaboración de los jugadores de La Academia, a Manolo Gaspar le queda por atar a un portero para que acompañe a Dani Barrio, otro defensa para mejorar y tener más opciones en esa línea de campo, un delantero centro y alguna que otra incorporación más que llegue en los últimos compases del mercado con el que la plantilla se dé por completada.

En los últimos días, uno de los nombres más destacados de esta ventaja de fichajes en clave blanquiazul, adelantado por La Opinión de Málaga, ha sido el del guardameta Dani Martín. Al cancerbero asturiano lo conoce bien el míster blanquiazul de su etapa en el filial del Sporting de Gijón. Aunque José Alberto se mostró firme en la idea de no rotar a los porteros como hizo Pellicer la pasada campaña con Barrio y Soriano, el club trabaja en traer a Dani Martín a través de una cesión consensuada con el Real Betis, entidad a la que pertenece. No obstante, el equipo verdiblanco dirigido por Manuel Pellegrini no cuenta este año con él, así que la incorporación del joven portero asturiano al Málaga podría concretarse en los próximos días.

Tampoco hay que olvidar los nombres de Juan Ibiza y Chumi para la defensa del conjunto boquerón. O la romántica pero complicada vuelta de Nordin Amrabat a la disciplina de Martiricos.

En La Cueva trabajan en todas estas opciones y más, ellos van sin pausa y también sin demasiada prisa. José Alberto López y el equipo de Manolo Gaspar están tranquilos porque todo marcha según lo previsto y la planificación va bastante avanzada, pero eso no quiere decir que el equipo estará totalmente cerrado antes de que empiece la competición liguera. «La plantilla no va a estar cerrada antes de que empiece la liga, con seguridad digo que no», comentaba el técnico asturiano en Cadena SER. «Todo va lento y nosotros tenemos que dar pasos cortitos pero muy firmes por las urgencias económicas que tenemos. Tenemos claras las posiciones que necesitamos reforzar... Pero no nos marcamos número de incorporaciones ni de plantilla, aquí tenemos un buen filial del que podemos echar mano en cualquier momento», analizó.