José Alberto ya tiene a su disposición y a pleno rendimiento a Jozabed. El centrocampista blanquiazul ya pudo jugar unos minutos en el encuentro de la pasada jornada en Almería y ahora ya está en plena forma para ser de la partida, si el míster así lo cree conveniente. El sevillano fue uno de los jugadores más destacados de la pretemporada, pero una lesión poco antes del inicio del campeonato liguero le dejó en el dique seco y ahora deberá ganarse un puesto en un once en el que cada vez está más caro entrar.

Jozabed es una apuesta de la dirección deportiva del Málaga CF, que consiguió firmarlo en propiedad tras desvincularse este verano del Celta de Vigo. Su buen papel la campaña pasada durante su cesión en Málaga, sobre todo en el tramo final de LaLiga, convenció a los dirigentes de Martiricos de apostar por su regreso, que se pudo conseguir a coste cero.

El de Mairena del Alcor es un jugador diferente, un futbolista con una calidad sobrada para ser determinante en Segunda División. Y ya dio muestra de ellos en los poco más de 20 minutos que estuvo sobre el césped del estadio de los Juegos Mediterráneos. Sin embargo, en el esquema que ha utilizado José Alberto en estas primeras jornadas su presencia tiene difícil encaje.

El técnico blanquiazul ha apostado en estos primeros enfrentamientos por un 4-4-2, con dos puntas claros. Brandon ha sido titular en todos ellos y junto a él en el debut jugó Roberto y en los otros tres partidos partió de inicio Antoñín. Y por detrás un sólido doble pivote formado por Alberto Escassi y Luis Muñoz, que solo se ha roto por la expulsión del paleño frente al Alcorcón.

Durante los encuentros de pretemporada, José Alberto utilizó a Jozabed en el doble pivote junto a Escassi, dando más libertad a Luis Muñoz para llegar al área rival. Con el sistema de juego actual solo hay dos opciones para que el sevillano entre en el once, o volver a repetir lo probado en verano o bien utilizar a Jozabed de segundo punta, posición en la que también se puede desenvolver, teniendo más incidencia en las cercanías del área.

La otra opción pasaría por modificar un esquema que de momento está funcionando y plantear un 4-3-3, donde el centro del campo estuviera formado por el tridente Escassi-Luis Muñoz-Jozabed, con dos extremos en las bandas y solo un punta de referencia.

La recuperación de Jozabed eleva las opciones para que José Alberto elabore cada semana un once de garantías. Y cuando regresen Sekou Gassama y Pablo Chavarría, el «problema» será aún mayor.

Viejos conocidos

Será un partido en el que el propio Jozabed y Brandon Thomas se reencuentren con un equipo en el que militaron en LaLiga SmartBank en la temporada 2019/20. El de sevillano estuvo en el Girona la campaña completa cedido por el Celta de Vigo y el mallorquín solo compitió en las filas rojiblancas en la segunda vuelta, a préstamo procedente del Osasuna, equipo que terminó logrando el ascenso ese curso.

Vendidas más de 10.000 entradas para el Málaga-Girona