El Málaga CF lo intentó de todas las maneras, pero esta vez se dejó dos puntos en su estadio. El gol de Brandon antes de la media hora de partido prometía otra noche feliz en Martiricos, sin embargo, Narváez, al filo del descanso, dejó a La Rosaleda sin el premio del triunfo. En la segunda parte siguieron buscando el triunfo los de José Alberto, que hizo cambios ofensivos en busca de llevarse el encuentro, pero el marcador ya no se movió más. Frenazo en casa que deja a los blanquiazules en mitad de tabla con 13 puntos.

El conjunto malagueño salió al campo como ya es habitual en sus encuentros como local. Los de José Alberto controlaron los primeros minutos de juego, impulsados por su público, pero rápidamente el cuadro maño se deshizo de la presión inicial y empezó soltarse con el balón. Los de JIM se hacían cada más con el dominio territorial, y a los 15 minutos Dani Martín tuvo que intervenir para salvar el 0-1. Tras una jugada ensayada de los visitantes, el meta blanquiazul tuvo que sacar una buena mano a un remate a la media vuelta desde dentro del área.

Consiguió rehacerse el Málaga después de unos minutos de dudas y a los 28 minutos Brandon hacía el 1-0. Kevin, el más peligroso de los 45 minutos ganó una disputa en tres cuartos de campo, abrió hacia Víctor Gómez y el lateral puso un centro raso para que Brandon se adelantara a los zagueros y situara en ventaja a los de Martiricos.

El Málaga seguía creciendo con el paso de los minutos y tuvo cerca hacer el segundo en varias ocasiones. La más clara, un remate en el segundo palo de Genaro que a punto estuvo de colarse por debajo de las piernas de Cristian Álvarez. El balón se quedó cerca de la portería pero finalmente los maños pudieron alejar el peligro. El estadio era una fiesta alentando a los suyos en busca del gol de la tranquilidad, pero al filo del descanso llegó un tremendo jarro de agua fría. Cuando mejor parecía estar el cuadro blanquiazul, Narváez igualó la contienda. Se pudo colar en el área ante la pasividad de la defensa y con un remate casi sin ángulo se la coló por el primer poste a Dani Martín.

José Alberto movió el banquillo en el descanso para cubrirse de segundas amarillas. Los dos amonestados de la primera mitad, Javi Jiménez y Genaro, se retiraron para dejar su lugar a Cufré y Escassi. Hizo lo propio JIM y dio entrada a Sainz y a Adrián. Ovación para el exjugador blanquiazul.

De nuevo el Málaga cogió el mando del juego en el comienzo del segundo acto. El empate obligaba a los de José Alberto a proponer en busca del 2-1. Kevin y Víctor Gómez seguían generando peligro desde la derecha, y en una de esas a punto estuvo Jozabed de hacer el tanto, pero no llegó por poco al envío desde el lateral. Jairo y Sekou Gassama al campo, más madera a los 64 minutos. Y poco después del míster blanquiazul agotaba los cambios dando entrada a Antoñín por Ramón. Cambio ofensivo a por el partido.

El encuentro entró en los últimos 15 minutos con el Málaga con toda la carne en el asador, pero en los últimos minutos le faltó el empuje que había demostrado hasta el momento. Ya sea por el cansancio, por los nervios o por el buen hacer rival, el caso es que los blanquiazules no estuvieron demasiado cerca de hacer el gol de la victoria en el tramo final. Los cambios de Jairo y Antoñín no aportaron lo que el míster buscaba por las bandas y la contienda terminó con un empate que deja a medias al equipo costasoleño.