Hacer borrón y cuenta nueva después del mazazo, sobre todo emocional, que se vivió en El Alcoraz hace tan solo unos días no es sencillo, pero el ritmo de competición en la categoría de plata española obliga al Málaga CF a levantarse cuanto antes, sacudirse el polvo, lamerse las heridas y volver al terreno de juego al 100%. Esta noche regresa el fútbol al césped de Martiricos y después de tres empates consecutivos, el conjunto de José Alberto debe aprovechar el empujón de su afición para sumar de tres y escalar posiciones en la clasificación.

Ante el conjunto gallego, el Málaga CF pone punto y seguido a este nuevo ‘Tourmalet’ de tres partidos en una semana y qué mejor manera que cerrarlo con una victoria ante el CD Lugo que sirva para resarcirse de los sinsabores de estos últimos días. El cansancio puede hacerse notar en el conjunto de José Alberto López después de todos los partidos que ha jugado el conjunto costasoleño en estos últimos días, pero el míster no busca excusas y sabe a la perfección que el calendario es el que es para todos los clubes de Segunda.

Pero pese a que el último encuentro liguero en casa -frente al Zaragoza- acabó con empate, en el encuentro de esta noche los malaguistas buscarán a toda costa brindarles una nueva victoria a la afición, los tres puntos que se firmaron ante el Fuenlabrada el pasado día 3 de este mismo mes son el camino a seguir. Se antoja importantísimo para escalar posiciones y revertir la racha de empates que hace que, por ahora, el club esté en la parte media baja de la clasificación. Aunque en ningún momento se haya marcado un objetivo claro para la temporada, el entrenador asturiano destacó ayer que el equipo debería estar mejor situado por su rendimiento deportivo y, a pesar de las complicaciones en forma de lesiones o sanciones, hay plantilla para mirar un poco más hacia arriba.

La única y destacada duda para el encuentro de esta noche es la del canterano Kevin, la gran sorpresa de esta temporada cuyo rendimiento aporta un plus de calidad a la actuación coral de los blanquiazules. El canterano recibió un fuerte golpe en El Alcoraz y ha estado toda la semana entrenando a un ritmo un pelín menor que el de sus compañeros para evitar males mayores. El conjunto malacitano tiene prevista una sesión de activación para esta mañana, ahí será cuando el míster -en concordancia con los servicios médicos del club- decida si Kevin está o no entre los jugadores disponibles para el duelo ante el conjunto lucense. Tampoco habría que descartar algún cambio en el once titular teniendo en cuenta el volumen de partidos al que se han enfrentado los miembros del plantel costasoleño.

Por su parte, para los jugadores de Rubén Albés este partido será un termómetro para saber hacia dónde van las aspiraciones del Lugo. En las últimas semanas ha logrado marcar distancias con los puestos de descenso y han ido poco a poco acercándose al play off. En cuanto a antecedentes, los dos últimos cursos los enfrentamientos en La Rosaleda se saldaron con empate 1-1 en la temporada 2019-20 y 2-2 el curso pasado. El Málaga quiere, debe y puede sumar algo más que un único punto.