Pocos minutos después de haber recibido el gol de Borja Bastón a última hora que certificaba una cruel derrota para el Málaga CF, el técnico del conjunto costasoleño compareció en el Tartiere para dar su punto de vista y analizar lo visto en el césped ovetense. 

Para José Alberto López, sus jugadores habían firmado un buen partido en general. Eso sí, «exceptuando el primer gol de Borja» que puso el encuentro cuesta arriba para los blanquiazules. 

«No hemos estado nada cómodos. A partir de ahí me voy contento con el partido que hemos hecho. A medida que iban avanzando los minutos tenía la sensación de que estábamos más cerca de conseguir la victoria», relató el preparador. «Al final esto es fútbol y contundencia. Lo decía en la previa, para ganar aquí o para ganar en esta categoría necesitas contundencia en las dos áreas. En la situación de Antoñín nos faltó esa pizca de suerte de pegar en el palo y que se fuera para dentro. Hubiese sido lo más normal, pero luego hay que defender bien la situación del centro lateral. Al final las áreas determinan esta categoría».

En Oviedo se volvió a evidenciar una de las grandes carencias que está teniendo el equipo de Martiricos en este tramo inicial de la temporada, conseguir tres puntos fuera de casa. José Alberto optó por quitar hierro al asunto «viendo lo que veo». «Hemos estado más cerca de ganar que de perder. Esto es Segunda División. Vuelvo a insistir, la contundencia es lo que hace marcar la balanza de un lado u otro. Ahí es donde tenemos que mejorar. En nuestra área no puede entrar solo un jugador en el minuto 90+3 y que remate. Igual que la contra que hemos tenido, hay que matarla», puntualizó el asturiano. 

Por último, quiso poner en valor a un miembro muy importante de la plantilla que está sufriendo de lo lindo en lo que llevamos de curso. Ya es por todos conocida la durísima entrada que sufrió Kevin en El Alcoraz y que le lastimó el tobillo. Pues en el Tartiere se mantuvo una dinámica similar. «Está mal, es un jugador que lo están cosiendo a palos en cada partido», relató el míster sin titubear. «Es difícil que pueda recuperarse. Al final en la selección española tenemos buenos jugadores, jugadores de posesión. Del conocido ‘tiki-taka’, pero no tenemos regateadores. Vamos a acabar con ellos. No solo a Kevin. A todos los jugadores que tienen ese tipo de características se le tiene que proteger un poco más. No hay, escasean», comentó. 

A partir de ahora, el equipo costasoleño tendrá unas pocas horas de reposo antes de preparar y afrontar el próximo choque liguero que tendrá lugar el jueves en La Rosaleda ante la Real Sociedad B. La categoría de plata no da tregua ni deja tiempo para lamentaciones.