El Málaga CF visitará por primera vez este sábado El Plantío con su actual denominación, pero a lo largo de la historia el extinto CD Málaga ya lo hizo en varias ocasiones, la última de ellas de grato recuerdo (la única victoria). Y es que el equipo blanquiazul solo logró ganar una vez en el feudo burgalés, fue en la temporada 1987-88, curso que acabó con ascenso de los de Martiricos a Primera División.

Ese encuentro en el que el CD Málaga venció al Real Burgos se resolvió por 0-1 con un tanto de Mario Husillos, exjugador y director deportivo blanquiazul en varias ocasiones, la última de ellas hasta junio de 2018. Ese equipo en el que jugaba el argentino o los míticos Añón y Juanito acabó primero y logrando subir a la máxima categoría del fútbol nacional. Desde entonces, el Málaga no ha vuelto a visitar la capital burgalesa.

Antes de esa visita, el CD Málaga jugó en El Plantío en partidos ligueros hasta en ocho ocasiones para medirse al Burgos CF y nunca fue capaz de traerse de vuelta los tres puntos. En sus cuatro visitas en Primera, perdió en tres ocasiones y solo fue capaz de empatar en una. Y en Segunda, además de la comentada victoria frente al Real Burgos, sumó tres derrotas y unas tablas, en un 1-1 donde marcó el mítico Sebastián Humberto Viberti.

Almas gemelas

La historia futbolística en las ciudades de Málaga y Burgos tiene alguna que otra similitud en cuanto a desapariciones y refundaciones. El CD Málaga sí pisó el césped de El Plantío para medirse a un Burgos CF que también tuvo fecha de caducidad. El equipo castellano quedó disuelto en 1983 y en 1985 se funda el actual Burgos CF, que no volvió a competir bajo esa denominación hasta la temporada 1994-95, justo la misma donde empezó la andadura del actual Málaga CF. En esos años, entre 1983 y 1994, jugó bajo la denominación de Real Burgos Club de Fútbol, equipo que nació del Burgos Promesas, filial del Burgos CF, que había ascendido recientemente a Tercera División. La situación fue muy similar a la que se dio en Málaga, cuando el filial -Atlético Malagueño- tuvo que desvincularse de la entidad para mantener la plaza con la desaparición del CD Málaga. Hasta que ya en 1994 se convirtió en el Málaga CF.

Rival inédito para el Málaga CF

Desde que el Málaga CF descendiera a Segunda División hace ya cuatro temporadas, el número de rivales a los que se ha enfrentado a lo largo de historia ha crecido notablemente. Tras muchos años en la elite, LaLiga SmartBank había cambiado por completo y en esta categoría jugaban rivales inéditos para el equipo blanquiazul, más otros tantos que llegaban por primera vez en su historia al fútbol profesional. Esta campaña no es menos, ya que los de Martiricos nunca se habían visto las caras nunca antes con ninguno de los cuatro recién ascendidos. Ya visitaron al Ibiza y recibieron en La Rosaleda a la Real Sociedad B, y ahora le toca desplazarse a El Plantío y jugar en casa ante el Amorebieta en dos duelos desconocidos hasta la fecha.

En las tres temporadas anteriores en la división de plata, los blanquiazules se vieron las caras por primera vez con equipos como el Reus -al que nunca llegó a visitar-, Alcorcón, Rayo Majadahonda, Lugo, Extremadura UD, Girona, Mirandés, Fuenlabrada, Huesca, Cartagena, UD Logroñés o Sabadell. También en Copa fue primerizo en los campos del Escobedo y el Coruxo. Y ya este año jugó por primera vez en su historia en Can Misses frente al UD Ibiza y derrotó en casa al ‘Sanse ‘(2-1). Ahora le tocará conocer El Plantío, un campo en el que sí sudó el CD Málaga y solo ganó una vez.

Tras la visita al Burgos no habrá que esperar demasiado para presenciar otros dos encuentros inéditos. Este próximo jueves, 2 de diciembre, el conjunto blanquiazul disputará la primera ronda de esta edición de la Copa en el Estadio de San Francisco frente al Peña Sport, al que nunca se ha enfrentado. Y ya el próximo domingo, 5 de diciembre, el Málaga hará de anfitrión en una nueva jornada liguera ante el Amorebieta, que milita por primera vez en su historia en Segunda.