El momento de Dani Barrio para reivindicarse llegará este jueves en la primera ronda de la Copa del Rey. Salvo sorpresa mayúscula, el meta asturiano será el elegido por José Alberto López para medirse a la Peña Sport, por lo que volverá a ponerse bajo palos en partido oficial casi tres meses después.

Barrio vivió su última titularidad en la cuarta jornada de LaLiga SmartBank, y desde entonces ha tenido que ver todos los minutos de competición desde el banquillo. El guardameta, que cumple su segunda temporada en el club, comenzó el curso como titular, pero a la primera mala actuación que tuvo, el técnico blanquiazul decidió dar la alternativa a su tocayo Dani Martín, y desde entonces ha sido siempre el encargado de defender la portería blanquiazul.

El fallo que cometió frente al Almería en el Estadio de los Juegos Mediterráneos le condenó al banquillo. El asturiano no acertó a rechazar un centro lateral y la jugada terminó con el 2-0 que permitió al cuadro rojiblanco sentenciar el choque. Ese fue el único error de bulto que tuvo en los cuatro choques que estuvo bajo palos, lo que hace pensar que fue el único motivo del cambio de cromos en la meta del Málaga CF.

Antes de ese partido, Dani Barrio había conseguido dejar su portería a cero en los dos encuentros que se habían disputado en La Rosaleda, frente al Mirandés (0-0) y contra el Alcorcón (1-0). Sí encajo dos tantos en la visita a Ibiza (2-2), los mismos que en la derrota en tierras almerienses. Viendo lo que ha sido la temporada, la tónica habitual, seguridad en casa y naufragios a domicilio.

Desde ese error en Almería, Dani Martín se hizo con la titularidad y ya no la ha soltado. Los números del otro meta asturiano del equipo han sido parecidos a los de su compañero. Barrio encajó 4 goles en cuatro partidos, uno por encuentro, y Martín ha recibido 18 en 14 -1,28 de media-. Los cuatro de Barrio fueron lejos de La Rosaleda, mientras que en el caso de Martín tres han sido en Martiricos y 15 de visitante. Barrio dejó su puerta a cero en los dos encuentros que pudo jugar en el feudo blanquiazul y Martín lo ha logrado en cinco ocasiones, cuatro en casa y en la visita a Huesca.

Tras casi tres meses en blanco, Dani Barrio volverá a tener la oportunidad de demostrar que está perfectamente capacitado para volver a la titularidad cuando José Alberto lo crea conveniente. El debate sobre la portería estuvo candente durante las primeras semanas de suplencias del gijonés, pero ahora las aguas están más calmadas después de que Martín haya completado grandes partidos.

Además de la rotación en la portería, habrá otros muchos jugadores que deberán aprovechar sus minutos para ganarse la confianza de José Alberto. El año pasado, en el Mirandés, el míster cambió a casi todo el equipo habitual para jugar la primera ronda copera, veremos cuántos no habituales decide colocar en el once para intentar el pase en Tafalla.