Yanis Rahmani no pasa por sus mejores momentos desde que llegó en el pasado mercado estival al Eibar. El que fuera uno de los jugadores más importantes la pasada campaña en el Málaga CF está contando muy poco para Gaizka Garitano en las últimas semanas y sus números distan muchos de los que cuajó cuando vestía la camiseta blanquiazul, la del equipo al que se medirá este sábado en Ipurua (20.30 horas).

El extremo francoargelino comenzó la temporada gozando de un papel protagonista, pero con el avance de las semanas ha ido desapareciendo de las alineaciones, hasta el punto de que en las últimas ocho jornadas de LaLiga SmartBank solo ha disfrutado de 31 minutos sobre el césped.

En lo que va de curso, Rahmani ha participado en 10 encuentros ligueros, pero solo ha sido titular en cuatro de ellos -en las jornadas 2, 3, 4 y 11-. Esa falta de minutos se ha acentuado en las últimas semanas, donde ha tenido un papel residual. En el último mes y medio, el exjugador blanquiazul no tuvo la oportunidad de salir al campo frente al Cartagena (jornada 12), Oviedo (14), Alcorcón (16) y Lugo (17), y jugó escasos minutos en el resto de encuentros del cuadro armero: 14 minutos ante el Valladolid (jornada 13), 6 ante el Fuenlabrada (15), 7 ante el Girona (18) y tan solo 4 frente al Zaragoza (19) este pasado lunes. Sí disputó el partido completo ante el Gernika en la Copa del Rey la semana pasada.

Rahmani no está consiguiendo ser el futbolista diferencial que fue en la campaña anterior en La Rosaleda. La competencia en una plantilla confeccionada para ascender a LaLiga Santander es tremenda y el atacante no termina de encontrar su sitio. Prueba de ello son sus números. En el curso 2020/21, Yanis terminó con 6 tantos y 5 asistencias entre LaLiga y la Copa con la camiseta, y en la presente temporada todavía no ha sido capaz de ver puerta ni de asistir en 460 minutos, incluyendo los 90 que jugó en Copa.

El conjunto blanquiazul estuvo atento en verano a su situación, pero finalmente el Almería y el Eibar llegaron a un acuerdo para el traspaso del jugador por algo más de un millón euros, cifra con la que el Málaga tenía difícil competir. Además también influyó la situación personal del jugador para la decisión final.

Presencia de Blanco Leschuk

Más protagonismo está teniendo Gustavo Blanco Leschuk, otro viejo conocido de la afición boquerona, ahora en las filas del Eibar. Pese a la llegada de todo un delantero como Fernando Llorente, el argentino sigue entrando en los onces. Ha tenido participación en todos los encuentro de LaLiga y en el de Copa del Rey, con tres goles y una asistencia en 1.161 minutos.