Fin al corto camino del Málaga CF en esta edición de la Copa del Rey. Eliminación merecida en la segunda ronda del torneo ante un Rayo Majadahonda -de Primera RFEF- que puso más entusiasmo desde el comienzo por avanzar de ronda (1-0). Los de José Alberto solo despertaron en el tramo final, cuando iban por detrás en el marcador, y ya no fueron capaces de marcar para mandar el partido al tiempo extra. No va sobrado de alegrías últimamente el conjunto blanquiazul, y esta derrota ante un equipo de categoría inferior no ayudará nada si los próximos resultados ligueros no acompañan.

El conjunto majariego llevó la iniciativa en los primeros compases. Salió más enchufado y eso le llevó a disponer de los primeros acercamientos con peligro del choque. Primero avisó Néstor Susaeta con disparo desviado y antes del minuto 10 fue Javi Gómez el que tuvo una de las más claras del primer tiempo para adelantar al cuadro de Abel Gómez. Su tiro desde dentro del área se estrelló en el lateral de la red.

No lograban desperezarse los de José Alberto. Los locales seguían teniendo una marcha más y el Málaga era incapaz de dar tres pases seguidos hacia adelante para llegar a la portería de Fernández. No encontraba el ritmo y la intensidad que suele poner en la mayoría de encuentros ligueros y eso se tradujo en más dominio local. El único intento blanquiazul antes de la media hora de encuentro fue un disparo muy desviado de Calero, que jugaba hoy en el lateral a pierna cambiada.

El choque se igualó tras los primeros 30 minutos, pero los acercamientos con más opciones de acabar en gol seguían siendo de los madrileño. Mario García cabeceo alto a la salida de un córner y cinco minutos más tarde fue Néstor que el remató alto tras otro centro lateral. La mejor oportunidad del Málaga en este acto inicial no llegó hasta el minuto 41, cuando Chavarría no alcanzó por muy poco un centro raso de Isma Casas al primer palo. Sin goles y con sensaciones no demasiado buenas se llegaba al descanso en el Cerro del Espino.

Salió algo mejor el Málaga de vestuarios, pero de nuevo la primera ocasión clara del segundo tiempo fue majariega. En una contra rápida tras un pérdida, el balón llegó a Néstor en buenas condiciones, pero su chut se perdió por línea de fondo tras dar en un zaguero blanquiazul. Y justo después llegaba el tanto que dio el pase a los locales. Susaeta puso un envío perfecto desde la esquina y Rubén Sánchez, libre de marca, batía a Dani Barrio con un testarazo cruzado.

Lejos de reaccionar, el Málaga vio como el Rayo Majadahonda estuvo a punto de hacer el tanto de la sentencia. A los 65 minutos, Javi Gómez se revolvió bien en el área e hizo trabajar a Dani Barrio, que sacó un pie providencial cuando el balón ya se colaba en la portería. Hubo que esperar 71 minutos para ver el primer disparo con peligro del Málaga. Tuvo que ser Genaro, desde muy lejos, el que estrelló el balón en el larguero.

Málaga CF

Dio un paso atrás el Rayo para conservar su ventaja y el equipo de Martiricos lo aprovechó para apretar en el tramo final en busca del tanto que mandara la eliminatoria a la prórroga. Y en el tramo final, con más efectivos en el área rival pudo empatar a base de centros, pero no tuvo puntería. Roberto, a tres minutos del final, mandó alto un cabezazo con todo a favor y con el tiempo casi cumplido Genaro tampoco acertó a la salida de un córner.

El Málaga suma un batacazo más a su historia en la Copa del Rey. Ahora, a lo importante, LaLiga SmartBank. El sábado llega el Leganés a La Rosaleda.