Después de varios días de negociaciones cerradas, Aleix Febas es un miembro más del Málaga CF. El jugador ya estaba en la capital de la Costa del Sol, ha pasado el reconocimiento médico y ya posa con la camiseta del conjunto de Martiricos. Febas llega cedido para lo que resta de temporada, pero en las negociaciones va incluida una opción a compra.

Tal y como explica el propio club en el comunicado, el centrocampista catalán puede actuar en varias posiciones de la medular. Desde una zona más cercana a la base, encargándose del inicio y la creación del juego, hasta la zona de tres cuartos de campo, actuando como mediapunta y mostrando su gran último y penúltimo pase.  

Después de dos años en el Unió Esportiva Lleida, Aleix comenzó su andadura en la cantera del Real Madrid CF. En La Fábrica pasó por todas las categorías, culminando su progresión en el Real Madrid Castilla. Después de sus grandes actuaciones en el filial blanco, dio el salto a la categoría de plata. Primero, en el Real Zaragoza, y después, en el Albacete Balompié, demostró su calidad ayudando a ambos conjuntos a alcanzar el Playoff de ascenso a Primera División.   

El RCD Mallorca lo fichó en 2019 y, después de dos temporadas y media y 74 partidos con el conjunto bermellón, 33 de ellos en LaLiga, llega al Málaga CF para subir el nivel en el centro del campo.