Los dos jugadores que han reforzado la plantilla del Málaga CF en este arranque del año coincidieron a partir del minuto 73, justo cuando el conjunto de José Alberto buscó, volcado en ataque, el premio de la igualada a dos. En una brillante segunda mitad, ambos futbolistas, Aleix Febas y Álvaro Vadillo, mostraron sus credenciales para hacerse con un hueco en la pizarra blanquiazul.

Vadillo pisó el césped de La Rosaleda en ese minuto 73, justo cuando José Alberto López le dio la oportunidad de sustituir al autor del primer gol malaguista, Brandon. Antes ya había entrado en acción Febas, al tomar el testigo a un Juande que sintió molestias musculares en el descanso del encuentro. Este último disputó toda la segunda mitad y demostró mucho de lo que se espera de él, como el propio técnico del Málaga CF confesó en rueda de prensa posterior al choque frente al Sporting de Gijón.

Como trascendía nada más hacerse oficial su cesión, Febas llega procedente del Mallorca con una opción de compra variable, en función de si el cuadro costasoleño logra o no subir de categoría. El centrocampista ha sorprendido gratamente por su rápida adaptación a los esquemas trazados por el cuadro técnico del Málaga. El segundo fichaje invernal, además, apenas tuvo tiempo de calentar desde que se supo durante el descanso que Juande iba a tener que abandonar el terreno al detectar molestias musculares.

Por su parte, el otro cedido hasta final de temporada, en este caso el extremo procedente del Espanyol Álvaro Vadillo, también mostró destellos pese al largo periodo de inactividad que acumulaba.