Manolo Gaspar ya tiene a su hombre. En tan solo unos días y después de muchas reflexiones, todo apunta a que Natxo González será el próximo entrenador del Málaga CF tras la destitución de José Alberto López. Un nombre que adelantó Cope Málaga y que ha podido contrastar este periódico. Que se haga oficial en Martiricos es cuestión de horas

El perfil que se buscaba la dirección deportiva malaguista estaba muy claro y marcado: querían un entrenador con experiencia en la categoría de plata y que además destacase por ser un buen gestor de grupo, algo fundamental para hacerse en poco tiempo con una plantilla ya formada desde hace medio año.

Otro detalle muy a tener en cuenta era el tema económico, el nuevo entrenador tenía que entrar dentro del presupuesto del club, detalle otra opción que ilusionaba a la afición como la de Machín lo sobrepasaba de todas las maneras. Asimismo, González también destaca por un fiel estilo de juego, algo que sigue necesitando el plantel blanquiazul y la falta de ideas con la que han saltado en numerosas ocasiones al césped.

En la búsqueda a contrarreloj del sustituto de José Alberto, en las últimas horas ya se había producido una baja: Pep Martí dejó de ser una posibilidad. En cambio, aún quedaban otros nombres sobre la mesa de Manolo Gaspar como el de Rubén Baraja, pero el acuerdo con González ya estaría prácticamente cerrado, solo a falta de la definición de detalles para su incorporación. No ha sido tarea fácil encontrar a un entrenador que se adecuase a las necesidades del club, tanto deportivas como administrativas, y el vitoriano es quien mejor se adaptaba a lo que Manolo Gaspar creía que necesitaba el Málaga CF.

Trayectoria

José Ignacio González Sáenz, más conocido como Natxo González (Vitoria, 1966), es exjugador y entrenador de 56 años. En Segunda División ha dirigido a dos equipos históricos como Real Zaragoza y Deportivo de La Coruña, pero sus mejores resultados los ha tenido en Segunda B, cuando logró el ascenso con Alavés y el Reus. 

El vitoriano comenzó su carrera como entrenador en casa, en el Alavés. Tras colgar las botas, a inicios de la temporada 1994/95 dio sus primeros pasos en la cantera alavesista hasta el filial. Después, se embarcó en un nuevo proyecto en el Reus Deportiu en el que estuvo cuatro años. En la temporada 2007/08 dirigió al Sant Andreu catalán para después regresar a sus dos anteriores equipos: Alavés en 2011 y Reus en 2014. Fueron los clubes con los que ha logrado su mejor rendimiento en los banquillos en forma de ascenso de categoría. 

Este buen cartel le sirvió para acumular experiencia en el Real Zaragoza, aunque en el conjunto maño solo estuvo un curso y no logró los éxitos anteriores, esta vez para pasar de Segunda a Primera con la entidad aragonesa. Justo un año después, cambió Zaragoza por A Coruña, pero en el conjunto gallego no llegó a terminar la campaña y fue destituido en abril de 2019. Curiosamente, meses antes de que Málaga CF y Dépor se encontrasen en los play off de ascenso a Primera, con mal resultado a la postre para ambos pese a la eliminación de los malaguistas por parte de los gallegos (ahora en la categoría de bronce, Primera RFEF).

Después de esto, ha estado dos temporadas a nivel internacional, primero en el Tondela de la liga portuguesa y luego en el Bolívar La Paz, conjunto que milita en el campeonato boliviano. 

El tiempo corre en contra de las necesidades del Málaga y el nuevo técnico tiene muchísimo trabajo por delante. Sea como fuere, la suerte de Natxo González será la del equipo blanquiazul en su intento por mejorar sus prestaciones en este curso.