La jornada 28 de LaLiga SmartBank se cerró con una buena noticia para el Málaga CF. Pese a la derrota en Anoeta (2-0), los blanquiazules consiguen mantener la ventaja de seis puntos con respecto al descenso gracias al triunfo del Leganés en campo del Amorebieta.

El equipo de Natxo González estaba pendiente de este encuentro para saber a qué distancia quedaba del 19º clasificado, el que marca la zona roja. La victoria pepinera en Lezama (1-3) -uno de los tantos lo hizo el exmalaguista Recio- deja a los vascos con 26 puntos, los mismos que tiene el Fuenlabrada de Pellicer (20º) tras empatar con el Alcorcón -colista-, y a seis de los 32 que tiene el equipo de Martiricos.

El conjunto blanquiazul puede respirar un poco más tranquilo al ver el margen que todavía tiene con los puestos de descenso, pero sigue obligado a cortar la racha negativa y ganar este próximo lunes al Cartagena en La Rosaleda. El Málaga ha caído hasta la 17ª plaza -superado por el Zaragoza, que ganó el sábado a la UD Las Palmas (2-1)- y ya solo queda el Mirandés, 18º con 30 puntos, entre él y los puestos que te mandan a Primera RFEF.

El Málaga se jugará en el próximo mes meterse en un verdadero problema o coger impulso y abrir más diferencia con la parte baja para tener un fin de curso tranquilo. En casa recibirá al Cartagena y a la Ponferradina, pero lejos de Martiricos tendrá que visitar al Amorebieta y al Fuenlabrada, los dos equipos que en estos momentos pueden hacer peligrar la permanencia del equipo costasoleño en la categoría de plata.