Juande Rivas sigue demostrando ser un pilar fundamental para los esquemas del Málaga CF. Después de una semana de incertidumbre, el central cordobés pudo recuperarse a tiempo para estar en partido ante el Amorebieta y su presencia acabó siendo determinante.

Lo demostrado en el terreno de juego y el buen resultado que se trajeron los de Natxo González desde Lezama han catapultado al canterano malaguista al once ideal de la 30º jornada de la categoría de plata. Para LaLiga, el pasado fin de semana Juande fue uno de los mejores defensas del torneo. "Estábamos convencidos de que iba a llegar nuestra recompensa", comentaba el jugador al término del encuentro en tierras bilbaínas y su recompensa ha sido doble.

En las próximas semanas será una pieza incluso más importante para el técnico vitoriano. La baja de Peybernes hace que Juande sea la gran y casi única referencia en el centro de la defensa blanquiazul. El cordobés deberá estar entre algodones porque el Málaga CF no se puede permitir en estos momentos prescindir de su juego. "No Juande, no party", así lo dicen los números de la entidad costasoleña.