Kiosco

La Opinión de Málaga

LaLiga SmartBank

Dura vuelta a casa ante la Ponfe

El conjunto blanquiazul se mide esta noche (21.00 horas) a un conjunto berciano lanzado en la lucha por el ascenso Tras la última victoria ante el Amorebieta, los de Natxo González tratarán de frenar al rival y mantener la racha positiva

El equipo se ejercitóen la mañana de ayeren Martiricos. Málaga CF

La semana se afronta mucho mejor después de una reconfortante victoria, pero en Segunda la euforia, como la espuma, no dura demasiado tiempo arriba. Esta noche, el conjunto blanquiazul tiene un complicado reto: frenar a una Ponferradina que durante toda la temporada se ha mantenido en la parte alta de la tabla y que en El Toralín endosó un sonrojante 4-0 al cuadro boquerón. Las cosas han cambiado y mucho desde entonces, pero el reto sigue siendo mayúsculo.

La Rosaleda tampoco es ya el fortín que fue en el primer tramo de la temporada. Desde la victoria en noviembre del pasado año ante Las Palmas (2-1), el conjunto de Martiricos no ha vuelto a sumar tres puntos en su feudo. En total han sido dos empates ante Sporting (2-2) y Cartagena (1-1) y cuatro derrotas contra el Amorebieta (1-2), Leganés (0-2), Ibiza (0-5) y Almería (0-1). Las cifras son poco alentadoras y quizá recibir a la ‘Ponfe’ tampoco es el mejor de los platos, pero ya es hora de que la locura que caracteriza a los encuentros en la categoría de plata le sonría al Málaga CF. El conjunto berciano juega bien, pero también es cierto que se ha dejado algún que otro punto en el tintero.

El equipo está en fase ascendente y, aunque cortos, va dando pasos hacia los 50 puntos, lo que e una temporada normal te suele garantizar la permanencia. Consolidar los brotes verdes que llevaron a la victoria el pasado fin de semana ante el Amorebieta es determinante, sobre todo porque los equipos de la parte baja tampoco dan tregua.

Natxo González sabe desde finales de la semana pasada los jugadores con lo que pueda contar para la causa: ni Peybernes ni Hicham. Aunque por suerte recupera a Alberto Escassi. Si la defensa será con cuatro o cinco jugadores solo lo sabremos horas antes de que arranque el partido, porque el técnico vitoriano ha preferido mantenerlo en secreto.

En cuanto al rival, Jon Pérez Bolo podrá disponer de su plantilla al completo, hito que se repetirá solo por segunda vez en o que va de curso. El entrenador vasco no cuenta ni con lesionados, a pesar de las molestias que arrastra algún jugador, ni con sancionados, algo que había impedido esta circunstancia en las últimas jornadas. Esto amplía el abanico de posibilidades de Bolo para el choque en Martiricos ya que el preparador está acostumbrado a realizar modificaciones en función de las características de cada rival. Su objetivo, además de ganar, será reducir el número de goles encajados en las últimas jornadas.

Posibles alineaciones titulares del partido de este sábado en La Rosaleda. L. O.

Mucho trabajo táctico

La Ponferradina juega casi de memoria con un estilo muy definido de principio a fin y Natxo González lo sabe y, para ello, esta semana los recursos en vídeo han cobrado especial importancia. La sesión de ayer comenzó así, visionando jugadas, prestando especial atención a la táctica rival. Después, el balón fue el protagonista.

Pocas fueron las novedades en cuanto a los jugadores disponibles para el encuentro. Continuaron trabajando al margen Luis Muñoz y Genaro, además de Peybernes e Hicham que se quedaron en el gimnasio para continuar con sus respectivos procesos de recuperación. El resto, incluido los miembros de La Academia, estarán esta noche a disposición del técnico vitoriano en la ardua tarea de seguir con la buena racha iniciada ante el Amorebieta, esta vez frente a una Ponferradina que sueña con el ascenso.

Compartir el artículo

stats