Kiosco

La Opinión de Málaga

Primer equipo

Genaro, más cerca de redebutar tras su lesión

El sevillano ha trabajado a lo largo de la semana buen ritmo, alternando sesiones específicas con ejercicios con el resto de la plantilla

Genaro, durante el último partido en el que jugó este curso, en diciembre frente al Leganés

Genaro Rodríguez ha sido el protagonista de la buena noticia de la semana. Un par de meses después de tener que para e incluso haber pasado por quirófano, el sevillano ha trabajado esta semana a buen ritmo, alternando labores específicas con entrenamiento grupal junto al resto de sus compañeros. 

Por suerte, los plazos estimados se están cumpliendo y su vuelta a los terrenos de juego podría ser cuestión de pocas semanas. El 20 de enero fue operado y justo en dos meses ha empezado a tocar balón en grupo. No necesitó sutura y esto ha supuesto un leve acelerón en su proceso de recuperación. «Estoy en la fase final de mi lesión, ya prácticamente recuperado», comentaba el propio jugador esta semana durante una jornada de Valores Blanquiazules con escolares del CEIP Cándido Lara del municipio de Cómpeta. 

A mediados de enero, durante un entrenamiento, se rompió el menisco externo de la rodilla izquierda, dejando al conjunto malacitano con un efectivo menos para la creación de juego. Fue otro varapalo tras la lesión de larga duración de Luis Muñoz, pieza clave en los esquemas del equipo malacitano. Desde el club se mantienen cautelosos y no forzarán su regreso, pero el simple hecho de tenerlo en el grupo ya es una buenísima noticia para él, para Natxo y el equipo. 

 Antes de este parón forzoso, el rendimiento de Genaro a las órdenes de José Alberto estaba siendo muy positivo y pudo firmar algún que otro gol con la elástica blanquiazul. Allá por el mes de octubre marcó durante dos jornadas consecutivas ante el Lugo en casa y en la visita al Oviedo. Su último partido oficial lo disputó el 18 de diciembre en la derrota 0-2 en Martiricos ante el Leganés. Después llegaron una molestias en los aductores y la posterior rotura del menisco. 

En el apartado de lesionados de larga duración, Luis Muñoz también se encuentra dando pasos hacia delante. Aunque aún sigue a un ritmo menor, ya alterna el trabajo en gimnasio con ejercicios en el verde del Anexo de La Rosaleda. 

A la espera de Adrián López

Otra de las incógnitas a despejar de aquí a final de temporada es qué pasa con Adrián López después de su incorporación al trabajo con los jugadores blanquiazules a través del mercado de agentes libres. Su inscripción debería estar cerca, pero el cuerpo técnico en general y Natxo González en particular tienen la última palabra. Y si no se inscribe para lo que queda de campaña, no hay que descartar que lo haga para la que viene. 

Que el Málaga CF necesita regenerar su ataque no es ningún secreto con las estadísticas de goles en la mano. Adrián supera los treinta años y lleva tiempo sin competir a alto nivel, queda por calibrar su rendimiento actual pero cuenta con sobrada experiencia.

Compartir el artículo

stats